Psicología del ejercicio

La neurociencia del ejercicio es un área de investigación en auge que se dedica a profundizar en nuestra comprensión de los efectos que el ejercicio tiene sobre la salud mental y el rendimiento deportivo. El presente estudio examinó tres temas específicos: (1) la relación entre el ejercicio y los trastornos mentales (por ejemplo, el trastorno depresivo mayor, la demencia y la enfermedad de Parkinson), (2) los efectos del ejercicio sobre el estado de ánimo y la salud mental de los deportistas, y (3) los posibles mecanismos neurobiológicos que median en los efectos del ejercicio. En la literatura reciente se describen con frecuencia respuestas positivas al ejercicio físico regular, como la mejora de la capacidad funcional, el aumento de la autonomía y la mejora de la autoestima, y todas estas respuestas son buenas razones para recomendar el ejercicio regular. Además, el ejercicio físico puede mejorar tanto el estado de ánimo como la adherencia a un programa de ejercicio en individuos sanos y podría modular tanto el rendimiento como la salud mental de los deportistas. El ejercicio se asocia con el aumento de la síntesis y la liberación tanto de neurotransmisores como de factores neurotróficos, y estos aumentos pueden estar relacionados con la neurogénesis, la angiogénesis y la neuroplasticidad. Esta revisión es una llamada a la acción que insta a los investigadores a considerar la importancia de comprender la neurociencia del ejercicio físico y sus aportaciones a la ciencia del deporte.

¿Cuáles son los cuatro aspectos del funcionamiento cognitivo?

Se evaluaron cuatro dominios de la función cognitiva: razonamiento, memoria, fluidez y conocimiento semántico.

Más Información
Ejercicio de tonificación en cuadrupédia para una espalda sana

¿Cuál es el efecto del ejercicio físico en el rendimiento cognitivo?

La actividad física puede mejorar su salud cognitiva, ayudándole a pensar, aprender, resolver problemas y disfrutar de un equilibrio emocional. Puede mejorar la memoria y reducir la ansiedad o la depresión. Pero no hace falta ser un gurú del fitness para obtener beneficios. Cualquier cantidad de actividad física puede ayudar.

¿Cuál fue el principal hallazgo del estudio de intervención de ejercicio de Erickson et al 2011 entre adultos mayores?

En otro estudio, Erickson et al. [56] realizaron un análisis de regiones de interés en imágenes de resonancia magnética de 165 adultos mayores no dementes y descubrieron que los niveles más altos de forma física se asociaban con hipocampos izquierdo y derecho más grandes que, además, se correlacionaban con un mejor rendimiento de la memoria espacial.

Actividad física y salud mental

El autor declara no tener ningún conflicto de intereses en relación con el artículo An examination of the mechanisms underlying the effects of physical activity on brain and cognition: a review with implications for research.

Eur Rev Aging Phys Act 10, 83-94 (2013). https://doi.org/10.1007/s11556-012-0105-5Download citationComparte este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkLo sentimos, actualmente no hay disponible un enlace compartible para este artículo.Copy to clipboard

Google académico

Numerosas pruebas demuestran que el ejercicio físico (EF) es un potente modulador genético que induce cambios estructurales y funcionales en el cerebro, determinando enormes beneficios tanto en el funcionamiento cognitivo como en el bienestar. El EF es también un factor protector de la neurodegeneración. Sin embargo, no está claro si dicha protección se otorga a través de modificaciones en los mecanismos biológicos subyacentes a la neurodegeneración o a través de una mejor compensación frente a los ataques. Esta concisa revisión aborda los efectos positivos biológicos y psicológicos del EF describiendo los resultados obtenidos sobre la plasticidad cerebral y los mecanismos epigenéticos en estudios con animales y humanos, con el fin de aclarar cómo maximizar los efectos positivos del EF evitando al mismo tiempo las consecuencias negativas, como en el caso de la adicción al ejercicio.

Más Información
Hombros: los tres mejores ejercicios para tratarlos

Muchas evidencias demostraron que el ejercicio físico (EF) afecta a la plasticidad cerebral, influyendo en la cognición y el bienestar (Weinberg y Gould, 2015; para una revisión ver Fernandes et al., 2017). De hecho, estudios experimentales y clínicos han informado de que el EF induce cambios estructurales y funcionales en el cerebro, determinando enormes beneficios biológicos y psicológicos.

Los efectos del ejercicio físico en la salud mental: de las mejoras cognitivas al riesgo de adicción

A pesar de las campañas sanitarias generalizadas para mejorar la salud y el bienestar entre los jóvenes, la mayoría de los niños no realizan la actividad física adecuada para obtener todos los beneficios para la salud. De hecho, menos del 24% de los niños en edad escolar realizan los 60 minutos diarios recomendados de actividad física moderada a vigorosa (AFMV) [1]. Además, muchos distritos escolares han obviado la actividad física (AF) de la jornada escolar. Aunque pueda parecer contradictorio que pasar menos tiempo en el aula y más tiempo realizando AF pueda servir para mejorar la cognición y el aprendizaje, cada vez hay más publicaciones que detallan los beneficios de la AF para la salud cerebral, la cognición y el rendimiento académico.

Más Información
Ejercicios y consejos para mejorar la estabilización del hombro

La primera infancia es un periodo crítico de desarrollo físico y mental. Se ha demostrado que la AF mejora los resultados de salud en los niños; sin embargo, la AF rara vez ha sido un tema de investigación en niños menores de 6 años. Teniendo en cuenta la importancia de este periodo de rápido crecimiento, es imperativo investigar los efectos potenciales de la AF sobre la cognición y la salud cerebral. La AF para niños menores de 2 años puede incluir darse la vuelta y aprender a