Dolor en la parte inferior de la pierna

Los problemas en la parte inferior de la columna vertebral pueden afectar a las raíces nerviosas espinales, provocando que el dolor se irradie a la pierna y/o al pie (radiculopatía). Entre las causas comunes de dolor en la pierna y el pie que se originan en la columna vertebral se incluyen:

Grimm BD, Blessinger BJ, Darden BV, Brigham CD, Kneisl JS, Laxer EB. Mimickers of Lumbar Radiculopathy. Revista de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos. 2015;23(1):7-17. doi:10.5435/jaaos-23-01-7

Varias causas de dolor en las piernas pueden producir signos y síntomas superpuestos. Es importante diagnosticar con precisión la causa subyacente del dolor de piernas para tratar eficazmente la afección, así como para descartar problemas graves, como tumores, infecciones o lesiones nerviosas.

¿Por qué me duele la parte delantera de la pierna?

La mayoría de los dolores de piernas se producen por desgaste, uso excesivo o lesiones en articulaciones o huesos o en músculos, ligamentos, tendones u otros tejidos blandos. Algunos tipos de dolor de piernas pueden deberse a problemas en la parte inferior de la columna vertebral. El dolor de piernas también puede deberse a coágulos sanguíneos, varices o mala circulación.

¿Cuándo debo preocuparme por el dolor en la pierna izquierda?

Consulte a su médico lo antes posible si tiene:

Una pierna hinchada, pálida o inusualmente fría. Dolor en la pantorrilla, sobre todo después de estar mucho tiempo sentado, como en un viaje largo en coche o en avión. Hinchazón en ambas piernas junto con problemas respiratorios. Cualquier síntoma grave en las piernas que aparezca sin motivo aparente.

¿El dolor en la pierna izquierda está relacionado con el corazón?

El dolor de piernas puede indicar riesgo de infarto o ictus

Más Información
¿A qué debe el dolor en la parte posterior de la cabeza?

La arteriopatía periférica que causa dolor en las piernas puede indicar problemas cardiacos. Las personas que padecen arteriopatía periférica corren un mayor riesgo de sufrir un ictus o un infarto de miocardio. Puede ser un signo de que las arterias coronarias están obstruidas y el flujo sanguíneo es reducido.

Causas del dolor de piernas

El dolor de piernas en niños mayores o adolescentes jóvenes puede producirse por muchas razones. Una lesión de Osgood-Schlatter es el resultado de un traumatismo continuado en el hueso tibial anterior y provoca un bulto visible debajo de la rodilla.

Síndrome de estrés de la tibia medial es el nombre común de la afección médica denominada síndrome de estrés de la tibia medial en la que se produce dolor a lo largo de la tibia (hueso de la espinilla) en la parte delantera de la parte inferior de la pierna. El dolor es el resultado de pequeños desgarros en la zona en la que los músculos de la parte inferior de la pierna se unen a la tibia. El dolor de espinillas suele deberse a una actividad deportiva intensa o vigorosa y puede resolverse con un descanso adecuado, estiramientos y la modificación de la rutina de ejercicios.

Las varices son venas superficiales agrandadas, retorcidas y dolorosas que se producen por el mal funcionamiento de las válvulas. Las varices suelen producirse en las venas de las piernas, aunque pueden aparecer en otras partes. Es una afección frecuente, que afecta sobre todo a las mujeres.

La bursitis retrocalcánea es una inflamación de la bursa situada en la parte posterior del hueso del talón. La bursa es un saco lleno de líquido que actúa como amortiguador y lubricante entre los tendones y los músculos que se deslizan sobre el hueso. El uso repetitivo o excesivo del tobillo, al caminar, correr o saltar en exceso, puede hacer que esta bursa se irrite e inflame. Los síntomas de la bursitis incluyen dolor en el talón, especialmente al caminar, correr o cuando se toca la zona.

Más Información
Aprende a como caminar con un bastón y como debes utilizarlo al subir y bajar escaleras

Dolor de huesos

El dolor de espinillas es un dolor que se siente en cualquier parte de la tibia, desde la rodilla hasta el tobillo. El dolor está causado por una inflamación de los músculos, tendones y tejido óseo que rodean la parte delantera de la parte inferior de la pierna (llamada tibia o espinilla). Son frecuentes en corredores y bailarines, y el tratamiento consiste en guardar reposo y cambiar la rutina de ejercicios.

Síndrome de estrés tibial medial: El síndrome de estrés tibial medial es el tipo más común de espinilla y causa dolor a lo largo de los dos tercios inferiores del borde interior de la tibia. El síndrome de estrés tibial medial es una inflamación de los músculos, tendones y tejido óseo que rodean la tibia. Está causado por una distensión muscular en el lugar donde el músculo se une a la tibia. Empeora al correr y mejora a las pocas horas de dejar de hacerlo.

Fractura por sobrecarga: La fractura por sobrecarga es dolorosa en un punto concreto de la tibia. El dolor empeora al ponerse de pie o al hacer ejercicio, y tarda en mejorar después. La causa es un tirón muscular en la tibia, que acaba provocando la rotura del hueso.

Más Información
Rotura de fibras

Pierna rota

El dolor de muslo puede causarle dificultades para caminar, correr o subir escaleras. A veces, el dolor en la cara interna del muslo o en la parte superior del muslo puede aparecer tras un traumatismo o una lesión. Otras veces, puede comenzar sin una razón obvia.

En este artículo se analizan las causas habituales del dolor de muslo, junto con los posibles tratamientos. También describe los signos y síntomas que indican cuándo debe acudir a un profesional sanitario. En raras ocasiones, el dolor de muslos puede ser un signo de una afección potencialmente mortal.

Si hay actividades o posturas corporales concretas que parecen desencadenar el dolor de muslos, anótalas. Llevar un registro del dolor de muslo en un diario puede ayudar al médico a determinar la causa y encontrar la opción de tratamiento más eficaz.

La cintilla iliotibial es un grueso trozo de tejido y fascia (tejido conjuntivo densamente poblado de nervios) que recorre la cara externa del muslo. A veces puede irritarse debido al uso excesivo o al esfuerzo repetido. Se trata de una lesión común en el corredor conocida como síndrome de fricción de la banda iliotibial (ITBS).