Tendinitis schulter

Los tendones son las estructuras fibrosas que unen los músculos a los huesos. Cuando estos tendones se hinchan o inflaman, se habla de tendinitis. En muchos casos, también se produce una tendinosis (degeneración del tendón).

Un tendón es un tejido conjuntivo fibroso que une el músculo al hueso. Los tendones también pueden unir los músculos a estructuras como el globo ocular. Un tendón sirve para mover el hueso o la estructura. Un ligamento es un tejido conjuntivo fibroso que une un hueso a otro y suele servir para mantener unidas y estables las estructuras.

La tendinitis es la inflamación, irritación e hinchazón de un tendón. Puede producirse como resultado de una lesión, un uso excesivo o con el envejecimiento, a medida que el tendón pierde elasticidad. Cualquier acción que suponga un esfuerzo repetitivo y prolongado para los músculos del antebrazo puede causar tendinitis. El síntoma más común de la tendinitis es el dolor, la sensibilidad y el aumento del dolor con el movimiento.

La tendinitis puede producirse como resultado de una lesión o de un uso excesivo. La práctica de deportes es una causa común. La tendinitis también puede producirse con el envejecimiento, a medida que el tendón pierde elasticidad. Las enfermedades sistémicas, como la artritis reumatoide o la diabetes, también pueden provocar tendinitis. Las zonas más afectadas son:

Más Información
Relación entre el sistema cardio:circulatorio y el dolor de espalda

Tendinitis handgelenk

Los tendones son estructuras en forma de cordón situadas donde un músculo se estrecha para unirse a un hueso. El tendón es más fibroso y denso que el músculo elástico y carnoso. Un tendón transmite la tracción del músculo al hueso para provocar el movimiento. La tendinitis se produce cuando los tendones se inflaman y se vuelven sensibles al tacto.

La tendinitis o bursitis suele afectar al hombro, el codo, la muñeca, la cadera, la rodilla y el tobillo. El dolor que causa puede ser bastante intenso y suele aparecer de repente. El dolor suele empeorar durante el movimiento. A diferencia de la artritis, el dolor suele aparecer en partes del cuerpo alejadas de la articulación. La tendinitis suele ser consecuencia de un uso repetitivo (sobrecarga). Aunque el problema puede reaparecer o ser crónico (a largo plazo) en algunas personas, la mayoría de las veces es a corto plazo, sobre todo si se trata a tiempo.

La bursitis es la inflamación de una bursa. Esta pequeña bolsa actúa como amortiguador entre estructuras móviles (huesos, músculos, tendones o piel). Si un músculo o tendón tira de una esquina de un hueso, o sobre un hueso, una bursa sana lo protege del deshilachamiento y la tensión. Cuando una bursa está inflamada, se vuelve muy dolorosa, incluso en reposo.

Más Información
¿Qué es el sistema craneosacro?

Tendinitis

El diagnóstico de la tendinitis suele ser sencillo. Es probable que el médico examine la zona afectada y le pregunte cómo se lesionó el tendón. También puede ser necesario realizar pruebas de imagen como resonancias magnéticas y ecografías.

La tendinitis suele durar sólo unos días, pero puede prolongarse más. Si tienes un tendón dolorido, es importante que descanses. Puedes aplicarte compresas de hielo y tomar analgésicos, y en algunos casos puede ser útil utilizar una férula.

Si el problema no mejora, es posible que necesites tratamientos como la terapia de ondas de choque (una técnica de fisioterapia) e inyecciones de corticoesteroides u otros medicamentos para reducir la inflamación. En un pequeño número de casos, puede ser necesaria la cirugía.

Si ha tenido tendinitis anteriormente, puede ayudar a prevenir nuevas lesiones asegurándose de calentar y relajarse antes y después de hacer ejercicio, aprendiendo las técnicas correctas si practica algún deporte y fortaleciendo los músculos de la zona afectada.

Inicio Mostrar registros seleccionados Nueva búsqueda Buscar opciones de fisioterapia Para buscar pruebas sobre fisioterapia para un problema específico, seleccione un término apropiado para completar los siguientes enunciados

Tendinitis deutsch

La tendinopatía es un tipo de trastorno tendinoso que provoca dolor, inflamación y trastornos funcionales[3][1]. El dolor suele empeorar con el movimiento[6]. Suele producirse en el hombro (tendinitis del manguito de los rotadores, tendinitis del bíceps), el codo (codo de tenista, codo de golfista), la muñeca, la cadera, la rodilla (rodilla de saltador, tendinopatía del poplíteo) o el tobillo (tendinitis de Aquiles)[3][7][2].

Más Información
Fractura de hombro: Húmero

Las causas pueden ser una lesión o actividades repetitivas.[3] Las causas menos comunes incluyen infección, artritis, gota, enfermedad tiroidea, diabetes y el uso de antibióticos de quinolona.[8][9] Los grupos de riesgo incluyen personas que realizan trabajos manuales, músicos y atletas.[10] El diagnóstico suele basarse en los síntomas, la exploración y, ocasionalmente, imágenes médicas.[4] Unas semanas después de una lesión queda poca inflamación, y el problema subyacente está relacionado con fibrillas tendinosas débiles o alteradas.[11]

El tratamiento puede incluir reposo, AINE, entablillado y fisioterapia[5]. Con menor frecuencia, pueden aplicarse inyecciones de esteroides o cirugía[5]. Alrededor del 80% de los pacientes se recuperan por completo en un plazo de seis meses[2]. La tendinopatía es relativamente frecuente[3]. Las personas mayores son las más afectadas[10].