Cómo afectan los alimentos a su cerebro

Foto de Fiona Goodall/GettyiPor qué deberías comer carneNo comer animales está mal. Si te importan los animales, lo correcto es criarlos, matarlos y comértelosPor Nick Zangwill + BIOFoto de Fiona Goodall/GettyiSi te importan los animales, deberías comerlos. No es sólo que puedas hacerlo, sino que debes hacerlo. De hecho, se lo debes a los animales. Es tu deber. ¿Por qué? Porque comer animales les beneficia y les ha beneficiado durante mucho tiempo. Criar y comer animales es una institución cultural muy antigua que constituye una relación mutuamente beneficiosa entre los seres humanos y los animales. Traemos animales a la existencia, los cuidamos, los criamos y luego los matamos y nos los comemos. De este modo, obtenemos alimentos y otros productos animales, y ellos obtienen la vida. Ambas partes se benefician. Debo decir que por “animales” me refiero a animales no humanos. Es cierto que nosotros también somos animales, pero también somos más que eso, de una manera que marca la diferencia.

Es cierto que la práctica no beneficia al animal en el momento en que lo comemos. El beneficio para el animal que está en nuestra mesa es pasado. Sin embargo, incluso en ese momento, se ha beneficiado por su destino de ser matado y comido. La existencia de ese animal, y de los animales de su especie, depende de que los seres humanos maten y coman animales de esa especie. Los animales domesticados existen en el número que existen sólo porque existe la práctica de comerlos. Por ejemplo, los muchos millones de ovejas de Nueva Zelanda no sobrevivirían en estado salvaje. Sólo existen porque los seres humanos las comen. La práctica de comer carne les beneficia enormemente y les ha beneficiado enormemente. Por tanto, debemos comerlas. No comerlas está mal, y defrauda a estos animales.

Más Información
Qué es la RPG: para que sirve y como funciona

¿Qué significa la frase “somos lo que comemos”?

La frase “Somos lo que comemos” significa que es importante comer bien para estar sano y en forma. Ejemplo de uso: “Me siento con más energía ahora que he empezado a comer más ensalada”. Respuesta: “¡Eres lo que comes!”

¿Qué significa para usted el dicho “somos lo que comemos”? ¿De qué manera pueden afectar los alimentos a nuestra salud?

Los alimentos que ingieres influyen directamente en cómo te sientes y apareces en el mundo. Aunque no provoque enfermedades, si los alimentos que ingieres no son sanos y nutritivos, no te sentirás lo mejor posible. Es importante comer alimentos llenos de nutrientes para tener más energía, mejor humor y hormonas reguladas.

¿Qué quiere decir el autor con Somos lo que comemos?

La frase/proverbio “somos lo que comemos” significa que nuestros hábitos alimentarios definen nuestra forma de vida. También significa que para estar sano y en forma hay que tomar alimentos limpios.

Max lugavere alimentos a evitar

Para alcanzar o mantener un peso saludable, la cantidad de alimentos es tan importante como su contenido. ¿Sabe cuánta comida es suficiente para usted? ¿Comprende la diferencia entre una ración y una porción? La siguiente información explica las porciones y las raciones, y ofrece consejos para ayudarle a comer lo justo y necesario.

Una ración es la cantidad de comida que decides comer de una vez, ya sea en un restaurante, de un paquete o en casa. Una ración, o tamaño de ración, es la cantidad de alimento que figura en la etiqueta de información nutricional de un producto (véase la figura 1).

Cada producto tiene un tamaño de ración diferente. Los tamaños pueden medirse en tazas, onzas, gramos, trozos, rodajas o números, como tres galletas. Dependiendo de la cantidad que decidas comer, el tamaño de tu ración puede coincidir o no con el tamaño de la porción.

Más Información
Fortalecer el suelo pélvico más eficazmente: Activa tu core

Para saber cuántas raciones tiene un envase, mira en la parte superior de la etiqueta. “Raciones por envase” aparece justo encima de “Tamaño de la ración”. En el ejemplo siguiente, la ración de una lasaña congelada es de 1 taza. Pero el envase tiene cuatro raciones. Si quieres comer 2 tazas -o la mitad del envase- estarías comiendo dos raciones.

Max lugavere dieta

Las bacterias están presentes en todas partes, a nuestro alrededor y en nuestro interior. ¿Le dan miedo? No se asuste, porque la mayoría de las bacterias son buenas para nosotros. Sólo un pequeño número de ellas puede ocasionalmente causar infecciones, haciéndonos enfermar. Las bacterias causan infecciones al dividirse rápidamente dentro del cuerpo humano, es decir, mediante el proceso de división de una célula en dos células a un ritmo rápido. Para alimentar su crecimiento y división, las bacterias necesitan encontrar su comida favorita y ser capaces de procesarla (digerirla) correctamente. Al igual que a los humanos les encanta comer caramelos, uno de los alimentos favoritos de las bacterias es el azúcar simple llamado glucosa. Hemos descubierto que cuando la glucosa no es procesada correctamente por las bacterias, éstas no pueden dividirse adecuadamente. Queremos entender la relación entre el procesamiento de los alimentos y la división celular en las bacterias, especialmente durante la infección, para poder impedir que se dividan, ya sea suministrándoles alimentos que no les gustan o haciendo que procesen sus alimentos favoritos de forma incorrecta. Esto matará a las bacterias y evitará que nos enfermen.

Somos lo que comemos

Sin duda, parece que estamos muy influidos por otras personas, sobre todo las más cercanas, cuando se trata de lo que comemos. La investigación ha descubierto que cuanto más estrecha y fuerte es la conexión entre dos personas, más influencia tienen sobre sus elecciones alimentarias.

Más Información
¿Por qué auto masajearse?

“Muchas de nuestras señales en las interacciones cara a cara están relacionadas con la persona con la que estamos”, afirma Solveig Argeseanu, profesora asociada de salud global y epidemiología de la Universidad Emory de Atlanta (Georgia, EE.UU.). “Se trata más de la relación y de cómo me comparo con esa persona que de individuos concretos. Si creo que la persona con la que estoy es más atractiva o popular, tenderé a querer imitarla más”.

Nuestros hábitos alimentarios también se ven influidos por lo que vemos. Los científicos afirman que nos gustan las proteínas “rezumantes”, la yema de huevo que gotea o la mozzarella burbujeante, por ejemplo.Existe la preocupación de que las publicaciones en las redes sociales de alimentos azucarados y grasos puedan empujar a la gente a tomar decisiones poco saludables sobre lo que comen (Crédito: Jeffrey Greenberg/Getty Images) “Hay algunas pruebas de que, si ves fotos de comida, esa estimulación visual puede incitarte a sentir el deseo de comer”, afirma Suzanne Higgs, profesora de psicobiología del apetito en la Universidad de Birmingham (Reino Unido). Aunque, según ella, en que la gente cumpla ese deseo influyen muchos otros factores, como la comida disponible en ese momento.