Tipos de cirugía de rodilla para la luxación rotuliana

¿Busca información sobre la luxación rotuliana y especialistas para el tratamiento o la cirugía? En nuestra página web encontrará exclusivamente especialistas y clínicas con experiencia en Alemania, Suiza y Austria. Infórmese sobre las causas, el diagnóstico y la terapia o póngase en contacto con nuestros expertos.

La causa de una luxación rotuliana puede ser un accidente. Sin embargo, mucho más frecuente es una predisposición anatómica a la luxación rotuliana, en la que puede producirse una luxación espontánea durante el movimiento de la pierna.

Cuantos más de estos factores de riesgo confluyan en un paciente, más probable será el desarrollo de una luxación rotuliana, ya que influyen significativamente en la estabilidad de la articulación de la rodilla, y en la posición de la rótula.

En algunos casos, también se producen pequeñas fracturas del fémur o de la rótula en el curso de la luxación rotuliana. Además, puede producirse un desgarro de los ligamentos de retención de la rótula. A menudo, también se produce un hematoma en la articulación de la rodilla, que causa más dolor debido a la masa resultante.

El diagnóstico de la luxación rotuliana se basa inicialmente en una historia clínica detallada y una exploración física apoyada por exámenes radiográficos de la articulación de la rodilla, que proporcionan información sobre posibles lesiones óseas y causas genéticas. Además, se toma una imagen del llamado desfiladero rotuliano. Se toman radiografías de la articulación de la rodilla en diferentes ángulos de flexión para sacar conclusiones sobre la relación entre la rótula y el surco femoropatelar.

Más Información
Músculos lumbricales

¿Qué cirugía se realiza para la luxación de rótula?

La inestabilidad rotuliana recurrente se trata con cirugía. Los procedimientos quirúrgicos para estabilizar la rótula incluyen: reconstrucción del ligamento patelofemoral medial, reparación retinacular medial y osteotomía del tubérculo tibial.

¿Necesito operarme tras una luxación de rótula?

El tratamiento conservador suele utilizarse si es la primera vez que se disloca la rótula. Si ocurre una segunda vez o si sigue ocurriendo, se suele plantear la cirugía.

¿Cuánto dura la recuperación de la cirugía de luxación rotuliana?

La recuperación de una luxación de rótula suele llevar varias semanas. Dependiendo de la gravedad de la lesión, la vuelta a la práctica deportiva suele valorarse a las 6-8 semanas.

Cirugía de estabilización rotuliana

La rótula es un pequeño hueso que protege la articulación de la rodilla. Se encuentra delante de la rodilla, en un surco llamado surco troclear que se sitúa en la unión del fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la espinilla). El cartílago articular presente debajo de la rótula y en el extremo del fémur amortigua y ayuda a que los huesos se deslicen suavemente uno sobre otro cuando se mueven las piernas. Esta articulación está estabilizada y soportada por una red de tejidos blandos. El ligamento patelofemoral medial (MPFL) se conecta a la cara interna de la rótula y ayuda a evitar que se separe de la rodilla. Los daños en este ligamento provocan la luxación rotuliana.

La luxación rotuliana se produce cuando la rótula se desliza fuera de la tróclea. Cuando la luxación de la rótula se produce en más de una ocasión, se denomina luxación rotuliana recurrente. El riesgo de una nueva luxación aumenta hasta casi un 70% u 80% tras dos episodios de luxación.

Más Información
Las fases del parto: Cuales son sus claves e importancia

La luxación de rótula puede diagnosticarse mediante exploración física en posición sentada, tumbada (decúbito supino, decúbito prono y decúbito lateral), de pie y caminando. El médico puede solicitar radiografías y tomografías computarizadas para obtener una imagen clara de la localización de la lesión. También es posible que le recomiende una resonancia magnética para evaluar el cartílago.

Coste de la cirugía de luxación de rodilla

No se sabe con certeza si la cirugía mejora el resultado en comparación con el tratamiento no quirúrgico, ya que la certeza de las pruebas fue muy baja. Ningún ensayo con poder estadístico suficiente ha examinado a personas con luxación rotuliana recurrente. Se necesitan ensayos aleatorios multicéntricos con el poder estadístico adecuado. Para informar el diseño y la realización de estos ensayos, se debe lograr el consenso de expertos sobre la descripción mínima de las intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas, y las variaciones patológicas que pueden ser relevantes para la elección de estas intervenciones.

Nombre de la cirugía de luxación rotuliana

La rótula es un hueso protector unido a los músculos cuádriceps del muslo por el tendón del cuádriceps. La rótula se une al fémur y forma la articulación femororrotuliana. La rótula está protegida por un ligamento que impide que se deslice hacia fuera y que se denomina ligamento patelofemoral medial (MPFL).

Más Información
Estiramiento de los músculos internos y los aductores

La luxación de la rótula se produce cuando la rótula se sale del surco femororrotuliano (llamado tróclea) hacia la cabeza ósea del fémur. Si la rótula se sale parcialmente del surco, se denomina subluxación y si la rótula se sale completamente, se denomina luxación (dislocación). La luxación de rótula se observa con frecuencia en atletas jóvenes de entre 15 y 20 años y suele afectar a las mujeres debido a que la pelvis más ancha crea una tracción lateral sobre la rótula.

Algunas de las causas de la luxación rotuliana son el golpe o traumatismo directo, la torsión de la rodilla al cambiar de dirección, la contracción muscular y los defectos congénitos. También se produce cuando se desgarra el MPFL. Los síntomas comunes incluyen dolor, sensibilidad, hinchazón alrededor de la articulación de la rodilla, movimiento restringido de la rodilla, entumecimiento debajo de la rodilla y decoloración de la zona donde se ha producido la lesión.