Síntomas de pinzamiento de hombro

El pinzamiento de hombro es la inflamación de los tendones de la articulación del hombro. Es una de las causas más frecuentes de dolor en el hombro del adulto. El hombro es una articulación esférica. Una “bola” en la parte superior del hueso del brazo, el húmero, encaja perfectamente en una “cavidad”, llamada glenoides, que forma parte del omóplato, la escápula. El pinzamiento de hombro también se conoce como hombro de nadador, hombro de tenista o tendinitis del manguito rotador.

El pinzamiento se produce por la presión que ejerce parte del omóplato (escápula) sobre el manguito rotador al levantar el brazo. Es más probable que se produzca en personas jóvenes y de mediana edad que realizan actividades físicas que requieren movimientos repetidos del brazo por encima de la cabeza. El dolor puede deberse a una “bursitis” o inflamación de la bursa que recubre el manguito rotador o a una “tendinitis” del propio manguito. En algunas circunstancias, un desgarro parcial del manguito de los rotadores puede causar dolor por pinzamiento.

El diagnóstico consiste en una exploración física en la que el médico comprueba la posible amplitud de movimientos del hombro afectado. Pueden solicitarse radiografías y resonancias magnéticas para ver la lesión y la inflamación.

¿Cuáles son dos signos de pinzamiento del hombro?

Los síntomas típicos del síndrome de pinzamiento incluyen dificultad para levantar la mano por detrás de la espalda, dolor al utilizar el brazo por encima de la cabeza y debilidad de los músculos del hombro.

¿Cómo se siente un hombro pinzado?

El principal síntoma del síndrome de pinzamiento de hombro (SIS) es el dolor que se produce cuando la persona levanta los brazos por encima de la cabeza o estira los brazos hacia atrás. El dolor puede producirse en el hombro, cerca de la parte superior del brazo o en la parte externa del brazo, y suele aparecer por la noche o cuando la persona se tumba sobre el hombro afectado.

Más Información
Nuestra postura y nuestro estado emocional están íntimamente relacionados: descubre por qué

¿Cuál es la causa principal del pinzamiento de hombro?

Muchos casos de pinzamiento de hombro se deben a un uso excesivo. El uso repetido del hombro puede hacer que los tendones del hombro se hinchen, haciendo que se “enganchen” en el hueso superior del hombro. En otros casos, no hay una causa conocida.

Prueba de pinzamiento del hombro

Una de las molestias físicas más frecuentes es el dolor de hombro. El hombro está formado por varias articulaciones combinadas con tendones y músculos que permiten una gran amplitud de movimiento en el brazo. Dado que el hombro está formado por tantas estructuras diferentes, es vulnerable a muchos problemas distintos. El manguito rotador es una fuente frecuente de dolor en el hombro.

El dolor del manguito rotador es común tanto en atletas jóvenes como en personas de mediana edad. Los deportistas jóvenes que utilizan los brazos por encima de la cabeza para nadar, jugar al béisbol o al tenis son especialmente vulnerables. Las personas que levantan objetos repetidamente o realizan actividades con el brazo por encima de la cabeza, como colgar papel, la construcción o la pintura, también son susceptibles.

El dolor del manguito de los rotadores suele causar hinchazón local y sensibilidad en la parte anterior del hombro. Es posible que sienta dolor y rigidez al levantar el brazo. También puede haber dolor al bajar el brazo desde una posición elevada.

Tras analizar sus síntomas e historial médico, el médico le examinará el hombro. Comprobará si está sensible en alguna zona o si hay alguna deformidad. Para medir la amplitud de movimiento del hombro, el médico le pedirá que mueva el brazo en varias direcciones. También comprobará la fuerza del brazo.

Más Información
Dolor en zona inguinal izquierda al correr: ¿Qué puede ser?

Pinzamiento de hombro deutsch

El síndrome de pinzamiento del hombro es un síndrome que consiste en una tendinitis (inflamación de los tendones) de los músculos del manguito rotador a su paso por el espacio subacromial, el conducto situado bajo el acromion. Se asocia especialmente con la tendinitis del músculo supraespinoso[1], que puede provocar dolor, debilidad y pérdida de movimiento en el hombro[2][3].

Los síntomas más comunes del síndrome de pinzamiento son dolor, debilidad y pérdida de movimiento en el hombro afectado[2]. El dolor suele empeorar al mover el hombro por encima de la cabeza y puede aparecer por la noche, especialmente al tumbarse sobre el hombro afectado. La aparición del dolor puede ser aguda si se debe a una lesión o insidiosa si se debe a un proceso gradual como un espolón osteoartrítico. El dolor se ha descrito como sordo más que agudo, y persiste durante largos periodos de tiempo, lo que dificulta conciliar el sueño[2]. Otros síntomas pueden incluir una sensación de rechinamiento o chasquido durante el movimiento del hombro[4].

La amplitud de movimiento del hombro puede estar limitada por el dolor. Puede haber un arco de movimiento doloroso al elevar el brazo hacia delante de 60° a 120°.[4] El movimiento pasivo del hombro parece doloroso cuando se aplica una fuerza hacia abajo en el acromion, pero el dolor cede cuando se retira la fuerza.[2]

Tendinitis de hombro

Antecedentes: El dolor de hombro es la tercera dolencia musculoesquelética más frecuente en la práctica ortopédica. Suele deberse a un defecto del manguito rotador y/o a un síndrome de pinzamiento.Métodos: Esta revisión se basa en la literatura pertinente recuperada mediante una búsqueda selectiva en la base de datos Medline.Resultados: Los pacientes con síndrome de pinzamiento de hombro sufren un atrapamiento doloroso de las partes blandas cada vez que elevan el brazo. El mecanismo patológico es un estrechamiento estructural del espacio subacromial. La multiplicidad de etiologías potenciales dificulta el diagnóstico, que se establece mediante la anamnesis y la exploración física y puede confirmarse con radiografías, ecografías y resonancias magnéticas. El tratamiento inicial es conservador, por ejemplo, con antiinflamatorios no esteroideos, infiltraciones y ejercicios para el paciente. El tratamiento conservador da resultados satisfactorios en un plazo de 2 años en el 60% de los casos. Si los síntomas persisten, se realiza una cirugía descompresiva siempre que se conserve la continuidad del manguito de los rotadores y exista una anomalía patológica de la bursa. El diagnóstico etiológico correcto y la elección del tratamiento son esenciales para un buen resultado. El nivel de evidencia formal respecto a la mejor estrategia de tratamiento es bajo, y aún no se ha determinado si es mejor el tratamiento quirúrgico o el conservador.Conclusión: Se necesitan ensayos terapéuticos controlados aleatorizados para poder establecer un régimen de tratamiento estandarizado.

Más Información
Hernia discal derecha: A propósito de un caso clínico