Cefalea cervicogénica

Una cefalea es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Los tipos más comunes de cefaleas son las cefaleas tensionales, las migrañas o las cefaleas en brotes, las cefaleas sinusales y las cefaleas que empiezan en el cuello. Un resfriado, la gripe u otras enfermedades víricas pueden provocar un dolor de cabeza leve cuando también se tiene fiebre baja.Algunos dolores de cabeza son signo de un problema más grave y requieren atención médica inmediata.Causas de emergencia de los dolores de cabeza

Los problemas con los vasos sanguíneos y las hemorragias cerebrales pueden causar dolor de cabeza. Otras causas de dolor de cabeza que deben ser examinadas inmediatamente por un médico son:Cuándo llamar al médico

Actualizado por: Joseph V. Campellone, MD, Departamento de Neurología, Cooper Medical School at Rowan University, Camden, NJ. Revisión proporcionada por VeriMed Healthcare Network. También revisado por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, Brenda Conaway, Directora Editorial, y el equipo editorial de A.D.A.M.

¿Por qué siento el dolor de cabeza como una presión en la cabeza?

La cefalea tensional suele ser un dolor leve o moderado que se describe a menudo como una sensación de tirantez alrededor de la cabeza. La cefalea tensional es el tipo más frecuente de cefalea, pero sus causas no se conocen bien. Existen tratamientos para las cefaleas tensionales.

¿Cuáles son las causas de la presión craneal media?

Causas de la hipertensión intracraneal crónica

Un coágulo de sangre en la superficie del cerebro, conocido como hematoma subdural crónico. Un tumor cerebral. Una infección cerebral, como meningitis o encefalitis. Hidrocefalia, acumulación de líquido alrededor y dentro del cerebro.

Más Información
Hipopresivos y circulación sanguínea: venosa y linfática

¿Cuándo debo preocuparme por la presión craneal?

Si la presión o el dolor en la cabeza son repentinos e intensos, acuda a urgencias. Si tiene presión o dolor de cabeza recurrentes, especialmente con síntomas como pérdida de equilibrio o coordinación, cambios de humor, fiebre o náuseas, debe llamar a su profesional sanitario o buscar atención médica de urgencia.

Neuralgia occipital

A la mayoría nos duele la cabeza de vez en cuando. Algunos son leves. Otros provocan un dolor punzante. Pueden durar minutos o días. Hay muchos tipos diferentes de dolores de cabeza. El tratamiento dependerá del tipo que padezcas.

Los dolores de cabeza pueden deberse a otro problema médico, como la inflamación de los senos paranasales o un traumatismo craneal. En estos casos, el tratamiento del problema subyacente suele aliviar también el dolor de cabeza. Pero la mayoría de los dolores de cabeza -incluidas las cefaleas tensionales y las migrañas- no están causados por una enfermedad distinta.

Un dolor de cabeza puede parecer un dolor dentro del cerebro, pero no lo es. La mayoría de los dolores de cabeza comienzan en los numerosos nervios de los músculos y vasos sanguíneos que rodean la cabeza, el cuello y la cara. Estos nervios, que detectan el dolor, pueden activarse por el estrés, la tensión muscular, el aumento de tamaño de los vasos sanguíneos y otros factores desencadenantes. Una vez activados, los nervios envían mensajes al cerebro, y puede parecer que el dolor procede de lo más profundo de la cabeza.

Las cefaleas tensionales son el tipo más común de dolor de cabeza. Pueden causar una sensación de presión dolorosa en la cabeza y el cuello. Las cefaleas tensionales se producen cuando los músculos de la cabeza y el cuello se tensan, a menudo debido al estrés o la ansiedad. El trabajo intenso, saltarse comidas, apretar la mandíbula o dormir poco pueden provocar cefaleas tensionales.

Más Información
Estiramiento y movilización del nervio mediano

Sensación extraña en la cabeza

El dolor de cabeza es el tipo de dolor más frecuente y una de las principales causas de las bajas laborales y escolares, así como de las visitas al médico. Sin el tratamiento adecuado, los dolores de cabeza pueden ser graves e interferir en las actividades cotidianas.

Los dolores de cabeza pueden variar en frecuencia y gravedad. Algunas personas pueden sufrir dolores de cabeza una o dos veces al año, mientras que otras pueden padecerlos más de 15 días al mes. Algunos dolores de cabeza pueden ser recurrentes o durar semanas. El dolor puede ir de leve a incapacitante e ir acompañado de síntomas como náuseas o aumento de la sensibilidad al ruido o la luz.

El nervio trigémino tiene tres ramas que conducen las sensaciones desde el cuero cabelludo, los vasos sanguíneos dentro y fuera del cráneo, el revestimiento que rodea el cerebro (las meninges) y la cara, la boca, el cuello, las orejas, los ojos y la garganta.

El tejido cerebral carece de nervios sensibles al dolor y no siente dolor. Los dolores de cabeza se producen cuando las terminaciones nerviosas sensibles al dolor, denominadas nociceptores, reaccionan a los desencadenantes del dolor de cabeza (como el estrés, ciertos alimentos u olores, o el uso de medicamentos) y envían mensajes a través del nervio trigémino al tálamo, la “estación de retransmisión” del cerebro para la sensación de dolor de todo el cuerpo. A continuación se explica qué hace cada una de estas partes del cuerpo de forma habitual:

Más Información
Músculo risorio

Dolor de cabeza atronador

La mayoría de los dolores de cabeza se producen en los nervios, vasos sanguíneos y músculos que cubren la cabeza y el cuello de una persona. A veces, los músculos o los vasos sanguíneos se hinchan, se tensan o sufren otros cambios que estimulan los nervios circundantes o ejercen presión sobre ellos. Estos nervios envían una oleada de mensajes de dolor al cerebro, lo que provoca el dolor de cabeza.

El tipo más común de dolor de cabeza es la cefalea tensional (también llamada cefalea por contracción muscular). Las cefaleas tensionales se producen cuando los músculos de la cabeza o el cuello se contraen con demasiada fuerza. Esto provoca un dolor que suele describirse como

Un dolor especialmente agudo y punzante puede ser síntoma de migraña. Las migrañas no son tan frecuentes como las cefaleas tensionales. Pero en los adolescentes que las padecen, el dolor puede ser lo bastante intenso como para hacerles faltar a clase o a otras actividades si no se tratan.

La mayoría de las migrañas duran entre 30 minutos y 6 horas. Algunas pueden durar hasta un par de días. Pueden empeorar cuando se realiza una actividad física o cuando hay luz, olores o sonidos fuertes.