Síntomas del periodo posparto

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) afirma: “Las semanas siguientes al parto son un periodo crítico para la madre y su bebé, que sienta las bases para la salud y el bienestar a largo plazo”.

Es normal tener ligeras hemorragias hasta ocho semanas después del parto. Los niveles hormonales descienden tras el nacimiento del bebé y pueden tardar hasta tres meses en volver a la normalidad. Los sofocos son normales durante este tiempo. Si la madre amamanta exclusivamente al bebé, el 40% de las madres no tendrán la regla durante seis meses.

Los pechos de la madre se llenarán y se pondrán firmes y sentirán sensibilidad o dolor en las 24-72 horas siguientes al nacimiento del bebé. Un aumento de la temperatura es normal, pero si la madre tiene fiebre (temperatura de 100,5 grados F o más), debe llamar a su médico.

Pueden producirse dolores en el útero cuando la mamá está dando el pecho. Estos dolores suelen desaparecer cuando el bebé cumple una semana. Además, si la madre tuvo una episiotomía, puede tomar Tylenol o Motrin y usar compresas frías en la zona afectada. Las madres a las que se les ha practicado una cesárea pueden tomar analgésicos más fuertes durante el menor tiempo posible para aliviar el dolor. Los medicamentos recetados por su ginecólogo/obstetra son seguros para la lactancia.

¿Cuál es el momento más crítico del posparto?

Las primeras 6 a 12 horas después del parto constituyen la fase inicial o aguda del puerperio. Durante este tiempo, la madre suele estar vigilada por enfermeras o comadronas, ya que pueden surgir complicaciones. El mayor riesgo para la salud en la fase aguda es la hemorragia posparto.

¿Cuánto dura la fase posparto?

Las seis primeras semanas después del parto se conocen como periodo posparto. Este periodo es una época intensa que requiere todo tipo de cuidados para ti y para tu bebé.

Más Información
¿Qué es la tortícolis muscular congénita?

¿Cómo fue su primer posparto?

Puede tener más o menos calambres que antes. Tus periodos pueden ser irregulares, sobre todo si a veces sigues dando el pecho. Al principio, puede que tengas más coágulos en la regla que antes. Los expertos recomiendan acudir al médico si tienes coágulos en la regla durante al menos una semana.

¿Cuánto dura la depresión posparto?

El periodo posparto (o postnatal) comienza tras el parto y suele considerarse que finaliza en un plazo de 6 semanas, cuando el cuerpo de la madre, incluidos los niveles hormonales y el tamaño del útero, vuelve a un estado de no embarazo[1] Los términos puerperio, periodo puerperal o periodo posparto inmediato se utilizan habitualmente para referirse a las primeras seis semanas tras el parto[2]. [2] La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe el puerperio como la fase más crítica y a la vez la más desatendida en la vida de madres y bebés; la mayoría de las muertes maternas y neonatales se producen durante este periodo[3].

En la literatura científica, el término se abrevia comúnmente como Px, donde x es un número; por ejemplo, “día P5” debe leerse como “el quinto día después del nacimiento”. No debe confundirse con la nomenclatura médica, que utiliza G P para designar el número y los resultados del embarazo (gravidez y paridad).

Una mujer que da a luz en un hospital puede marcharse en cuanto se encuentra médicamente estable, lo que puede ocurrir tan pronto como unas horas después del parto, aunque la media para un parto vaginal es de uno a dos días. La estancia media tras una cesárea es de tres a cuatro días[4], durante los cuales se controla la hemorragia, la función intestinal y vesical de la madre y los cuidados del bebé. También se vigila la salud del bebé[5] El alta hospitalaria posnatal precoz suele definirse como el alta de la madre y el recién nacido en las 48 horas siguientes al parto.

Más Información
Consejos útiles para reducir el estrés y la ansiedad

Periodo posparto pdf

Wendy Wisner es asesora de lactancia y escritora sobre salud maternoinfantil, crianza, salud y bienestar general y salud mental. Lleva más de una década trabajando con madres lactantes y es madre de dos niños.

Brian Levine, MD, MS, FACOG, está certificado en ginecología y obstetricia, así como en endocrinología reproductiva e infertilidad (REI). Es director y socio fundador de CCRM New York y fue nombrado estrella en ascenso por Super Doctors de 2017 a 2019.

Tener un bebé es uno de los momentos más increíbles, milagrosos y transformadores de la vida. Sin embargo, con toda la fanfarria centrada en el nacimiento y su nuevo paquete de alegría, puede ser fácil olvidar que su cuerpo acaba de pasar por una experiencia física y emocional muy intensa y que puede tomar un tiempo recuperarse y sentirse “normal” nuevamente.

Aunque es probable que su médico y cualquier otra persona que conozca (así como los desconocidos de la calle) le den montones de consejos sobre el parto y el cuidado del recién nacido, se suele prestar muy poca atención a la realidad de la curación posparto. De hecho, las investigaciones demuestran que un número abrumador de madres primerizas no se sienten adecuadamente preparadas para la experiencia posparto.

Complicaciones del puerperio

El puerperio (o periodo posnatal) comienza tras el parto y suele considerarse que finaliza en un plazo de 6 semanas, cuando el organismo de la madre, incluidos los niveles hormonales y el tamaño del útero, vuelve a un estado de no embarazo[1]. Los términos puerperio, periodo puerperal o periodo posnatal inmediato se utilizan habitualmente para referirse a las seis primeras semanas tras el parto[2]. [2] La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe el puerperio como la fase más crítica y a la vez la más desatendida en la vida de madres y bebés; la mayoría de las muertes maternas y neonatales se producen durante este periodo[3].

Más Información
Tengo una limitación en la dorsiflexión del pie: me afecta al piramidal y al andar ¿Qué puedo hacer?

En la literatura científica, el término se abrevia comúnmente como Px, donde x es un número; por ejemplo, “día P5” debe leerse como “el quinto día después del nacimiento”. No debe confundirse con la nomenclatura médica, que utiliza G P para designar el número y los resultados del embarazo (gravidez y paridad).

Una mujer que da a luz en un hospital puede marcharse en cuanto se encuentra médicamente estable, lo que puede ocurrir tan pronto como unas horas después del parto, aunque la media para un parto vaginal es de uno a dos días. La estancia media tras una cesárea es de tres a cuatro días[4], durante los cuales se controla la hemorragia, la función intestinal y vesical de la madre y los cuidados del bebé. También se vigila la salud del bebé[5] El alta hospitalaria posnatal precoz suele definirse como el alta de la madre y el recién nacido en las 48 horas siguientes al parto.