Los efectos del estrés en la actividad física y el ejercicio

Esta cita es tan inspiradora y sencilla a la vez. A veces estamos tan inmersos en nuestro ajetreado estilo de vida, con plazos que cumplir y presiones laborales, que nos olvidamos de relajarnos. Sin embargo, relajarnos durante tan sólo 5 minutos de forma periódica, alejándonos de lo que está provocando el aumento de nuestros niveles de estrés, puede darnos la energía que necesitamos para hacer frente a nuestra carga de trabajo o al problema al que nos enfrentamos.

¡El estrés no es del todo malo! Una cierta cantidad de estrés es necesaria para hacer frente a situaciones difíciles en nuestra vida cotidiana. Se producen cambios físicos en nuestro cuerpo que nos permiten actuar y que se desvanecen rápidamente una vez que el problema encontrado ha desaparecido. Sin embargo, si permanecemos en un estado de estrés elevado durante demasiado tiempo, puede ser perjudicial para nuestra salud.

Síntomas físicos como dolores de cabeza, tensión en el cuello y los hombros, mareos, fatiga y falta de sueño pueden ser consecuencia de una sobrecarga de estrés. El estrés también puede afectar a nuestro estado mental, ya que eleva los niveles de cortisol, una hormona que afecta al funcionamiento del cerebro. Esto puede provocar preocupación, falta de concentración, dificultad para tomar decisiones y pensamientos incontrolables. Y para añadir a la lista, los síntomas emocionales pueden presentarse como irritabilidad, sensación de agobio, ansiedad, baja autoestima y depresión. Una persona en un estado elevado de estrés puede tener un comportamiento agresivo o defensivo, evitar situaciones, comunicarse mal, beber demasiado alcohol y fumar. También puede exacerbar los trastornos del estado de ánimo.

¿Por qué es importante la relajación después del ejercicio?

Los músculos estresados son músculos tensos y tensos. Si aprendes a relajar los músculos, podrás utilizar tu cuerpo para disipar el estrés. La relajación muscular tarda un poco más en aprenderse que la respiración profunda. También requiere más tiempo.

Más Información
Rectificación lumbar

¿Por qué son importantes el descanso y la relajación para los deportistas?

Es esencial que el cuerpo pase suficiente tiempo sin entrenar para reponer las reservas de energía (glucógeno) y permitir que los músculos dañados se recuperen. De lo contrario, tu rendimiento se verá comprometido y puedes experimentar dolor muscular crónico.

¿Qué importancia tienen el descanso y la relajación?

Rejuvenece el cuerpo y la mente, regula el estado de ánimo y está relacionado con el aprendizaje y la función de la memoria. Por otra parte, no descansar lo suficiente puede afectar negativamente al estado de ánimo, el sistema inmunitario, la memoria y el nivel de estrés.

El mejor ejercicio para reducir el estrés

Puede resultar difícil mantener un estilo de vida saludable en el ajetreado mundo en el que vivimos. Si tienes que ir al colegio, al trabajo o cuidar de tu familia, el tiempo parece evaporarse. Cuidar bien el cuerpo y la mente puede marcar la diferencia en el estado general de salud y en la forma de afrontar los cambios. Hacer ejercicio, relajarse y descansar lo suficiente le ayudará a sentirse mejor y a disfrutar más de la vida. Cuidarse bien puede requerir un poco más de tiempo y esfuerzo, pero merece la pena.

Dormir la cantidad adecuada de horas de calidad es esencial para tu capacidad de aprender y procesar recuerdos. Además, el sueño ayuda a restaurar la energía del cuerpo, reparar el tejido muscular y desencadenar la liberación de hormonas que afectan al crecimiento y al apetito.1

Al igual que el ejercicio, la cantidad de sueño necesaria depende de la edad. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre recomienda un mínimo de 11-12 horas para los niños en edad preescolar, 10 horas para los niños en edad escolar, 9-10 horas para los adolescentes y 7-8 horas para los adultos.2

Más Información
Nutrición según los grupos sanguíneos

Beneficios de ponerse en forma

Los deportistas son conscientes de la importancia del entrenamiento físico para lograr un rendimiento y una mejora óptimos. Sin embargo, el descanso y la recuperación son también aspectos importantes de un programa de ejercicio, ya que permiten al cuerpo repararse y fortalecerse entre los entrenamientos. También permite al deportista recuperarse, tanto física como psicológicamente.

¿Qué ocurre durante el periodo de recuperación? Se permite al cuerpo adaptarse al estrés asociado al ejercicio, se repone el glucógeno muscular (reservas de energía) y se da tiempo al tejido corporal para repararse.

El sueño es otro aspecto importante del descanso y la recuperación cuando se trata del rendimiento deportivo. Los deportistas que se privan de sueño corren el riesgo de perder resistencia aeróbica y pueden experimentar cambios sutiles en los niveles hormonales, que pueden conducir a niveles más altos de cortisol (una hormona del estrés), así como a una disminución de la hormona del crecimiento humano, que es activa durante la reparación de los tejidos.

Si usted es un atleta de alto nivel o tiene un familiar que practica un deporte que requiere un alto nivel de forma física, Michigan State University Extension le recomienda que controle los entrenamientos con un diario de entrenamiento. Un registro de entrenamiento puede ayudarle a realizar un seguimiento de cómo se siente el cuerpo después de una sesión de ejercicio – esto ayudará a determinar las necesidades de recuperación y si se debe modificar o no el programa de entrenamiento.

Más Información
Cuida tu artrosis: te ofrecemos unos útiles consejos y recomendaciones

¿Qué importancia tienen los días de descanso?

Es probable que haya oído antes afirmaciones como éstas, pero dejan una impresión equivocada sobre el ejercicio. Afortunadamente, cada vez más gente empieza a reconocer que la clave para progresar no consiste tanto en aguantar el dolor como en participar en el movimiento diario y hacer ejercicio para sentirse bien y poder hacer las cosas que le gustan.

Una salud y una forma física óptimas, las que todos necesitamos, se consiguen moviendo constantemente el cuerpo de forma que te mantengas disponible, que te mantengas en el juego. Porque por mucho que te esfuerces, si te lesionas o enfermas, te quedas en el banquillo.

Si esto te hace sudar, porque te encanta sudar, no te preocupes. Cuanto más te recuperes, más podrás esforzarte cuando hagas entrenamientos más duros. La recuperación activa, que consiste en movimientos de bajo impacto y de intensidad baja a moderada, aumenta el flujo sanguíneo al tejido muscular. Esta es una parte necesaria del proceso de reparación, pero no se producirá si sigues machacando el pavimento o golpeando fuerte el gimnasio en cada sesión de ejercicio. Los movimientos ligeros diseñados para que te sientas bien aceleran la recuperación, de modo que la próxima vez que te esfuerces, puedas hacerlo con más fuerza.