Ejemplo de dorsiflexión y flexión plantar

La dorsiflexión del tobillo (es decir, levantar la bola del pie con el talón en contacto con el suelo) es quizás el más importante de los grados de libertad del tobillo. Este tipo de movimiento permite que la tibia (espinilla) se desplace hacia delante en relación con el pie. Esto es necesario directamente para el posicionamiento correcto del cuerpo e indirectamente para la producción eficaz y la maximización de la fuerza.

Examinemos primero la anatomía de la flexión dorsal del tobillo. La imagen inferior muestra la musculatura posterior del miembro inferior. El músculo superficial bicéfalo situado debajo de la parte posterior de la rodilla es el gastrocnemio. Este músculo biarticular (recorre dos articulaciones) se une al tendón de Aquiles que se une al talón (calcáneo). También se une al tendón de Aquiles el sóleo, el más profundo de los dos músculos de la siguiente ilustración. Las tres estructuras intervienen en la flexión plantar del tobillo y, por lo tanto, si alguna de ellas (gastroc., sóleo o tendón de Aquiles) está corta o tensa, limita la capacidad de lograr la flexión dorsal (indicada por la flecha).

Nervio de dorsiflexión y flexión plantar

¿Qué es la flexión plantar? La palabra “flexión” puede encontrarse en muchos movimientos anatómicos. Comúnmente, la gente entiende lo que significa flexionar la rodilla o el codo. La flexión es la disminución del ángulo en una articulación entre dos o más huesos. Por ejemplo, si se flexiona el codo desde una posición estirada, el ángulo disminuye entre el húmero y el radio y el cúbito del antebrazo. Este término puede aplicarse a articulaciones específicas. Entonces, ¿qué es la flexión plantar? La flexión plantar puede definirse como la disminución del ángulo entre la cara plantar del pie y la parte posterior de la tibia en la articulación tibiotalar, comúnmente llamada tobillo. La palabra plantar procede del latín y significa planta del pie. En esencia, la cara plantar del pie es la parte inferior o suela. Una buena forma de recordarlo es pensar en una verruga plantar. Estas verrugas crecen en la parte inferior del pie y los dedos. Un significado más común del término flexión es doblar. La flexión plantar es una flexión de la planta del pie hacia abajo, donde los dedos se mueven hacia abajo y se alejan del cuerpo.

Más Información
El diafragma: anatomía: importancia y funciones

Amplitud de movimiento de flexión plantar y dorsiflexión

¿Por qué se denomina “dorsiflexión” a la acción de flexionar el pie para que los dedos se desplacen en sentido anterior/superior (es decir, en la dirección opuesta a la que se desplazan durante la flexión plantar)?” En la misma línea, ¿por qué la superficie superior del pie se denomina “superficie dorsal”?

En todo caso, la acción opuesta a la flexión plantar mueve el pie en dirección ventral, ¿no es así? Y seguramente, si alguna vez has visto a un humano en posición anatómica, puedes ver que no hay nada dorsal en la superficie superior del pie – es superior, tal vez, pero de ninguna manera dorsal.

Más Información
Tengo dolor en el codo izquierdo: Me duele al flexionarlo o si llevo peso ¿Qué puedo hacer?

Los términos anatómicos deben adaptarse a una gran variedad de organismos, desde insectos a peces, perros, caballos, chimpancés o humanos. Por eso a veces resultan confusos para quienes sólo piensan en el ser humano bípedo.

En anatomía, el dorso es la parte superior de los animales que suelen correr, volar, nadar o arrastrarse en posición horizontal. En los vertebrados, el dorso contiene la columna vertebral. En estos animales, el “lado inferior” es el ventrum.

Plano de dorsiflexión y flexión plantar

Un poco de atención en esta área puede llegar muy lejos. De hecho, la mejora de la flexión del pie puede ayudar a tus sentadillas, sprints, fuerza y a tu capacidad para evitar lesiones en las zonas de la rodilla, la cadera y la parte baja de la espalda.

El tobillo es una articulación de bisagra que permite al pie moverse en el plano sagital. Dentro de este plano, hay dos movimientos específicos: la dorsiflexión y la flexión plantar. La capacidad de acercar la parte superior del pie a la tibia se denomina dorsiflexión.

La dorsiflexión es importante porque permite que la tibia (el hueso de la espinilla) se mueva libremente hacia delante. Si la tibia está atascada en posición vertical, puede hacer que la parte superior de nuestro cuerpo se incline hacia delante para compensar la falta de movilidad del tobillo al ponerse en cuclillas [1]. Esto es particularmente evidente en sentadillas frontales y sentadillas por encima de la cabeza.

Más Información
¿Qué puede producir dolor agudo en el coxis?

Cuando nuestra tibia está atascada en una posición vertical y nuestro pecho está hacia delante, esto disminuye nuestra capacidad de crear fuerza a través de las caderas para impulsar cargas pesadas. En esencia, somos incapaces de alcanzar el máximo potencial en nuestros levantamientos porque la dirección de la fuerza no está siendo aplicada eficientemente. Si observas a los mejores squatters del mundo, tienen una increíble dorsiflexión de tobillo y su pecho está casi siempre en posición vertical por encima de las caderas. La fuerza aplicada directamente hacia arriba y hacia abajo es mucho mayor que la fuerza aplicada hacia atrás, hacia delante y, finalmente, hacia arriba.