Piezas de laringoscopio

Con la edad, el cuerpo experimenta cambios. A veces, sin que haya una lesión directa, algunas partes del cuerpo se desgastan, provocando cambios estructurales que causan dolor. Dos trastornos degenerativos pueden afectar a la columna cervical en particular: la espondilosis, la degeneración de los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias, y la mielopatía, la compresión de la médula espinal. La mielopatía no tratada puede desencadenar espondilosis, y viceversa, provocando un deterioro más rápido de la columna cervical. Pero, ¿cuáles son exactamente los síntomas de la mielopatía cervical y cómo se trata esta afección?

Conocer las respuestas a estas preguntas puede ayudarle a reconocer los primeros signos de desarrollo de la enfermedad. Mediante la identificación de sus síntomas, puede programar una visita con un especialista de la columna vertebral antes de que la condición empeore. En el Instituto Ortopédico Rothman, nuestros experimentados médicos y cirujanos ortopédicos creen que educar a los pacientes es uno de los mejores métodos para la prevención de lesiones. A continuación, encontrará todo lo que necesita saber acerca de la mielopatía cervical y cómo afecta a la columna vertebral.

¿Qué es la fricción vertebral?

Las vértebras tienen un tejido resbaladizo en cada extremo que ayuda a la espalda a flexionarse sin fricción. Si ese cartílago se vuelve áspero o se desgasta, las vértebras empiezan a rozarse entre sí, lo que provoca dolor o rigidez en la espalda.

¿Por qué me duelen las vértebras al tocarlas?

Cuando un disco intervertebral empieza a abultarse o herniarse, puede comprimir los nervios cercanos, lo que puede provocar sensibilidad en la zona. Muchas personas sienten más sensibilidad al presionar la zona, pero para otras, la compresión puede ayudar a aliviar los síntomas.

Más Información
Mi marido se lesiona mucho: tiene pequeñas lesiones casi siempre que entrena: ¿Cómo puede prevenirlas?

¿Cuáles son los posibles movimientos de las articulaciones cervicales?

La amplitud de movimiento de la columna cervical es de aproximadamente 80° a 90° de flexión, 70° de extensión, 20° a 45° de flexión lateral y hasta 90° de rotación a ambos lados.

Tubo endotraqueal

La transición de sentado a de pie, comúnmente denominada “sit-to-stand (STS)” es una tarea diaria muy común. En un estudio realizado en ocho esposas de médicos y un hombre, McLeod et al. (1975) descubrieron que la tarea STS se realiza cuatro veces por hora desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche. Estos resultados fueron refinados por Dall y Kerr (2010) con un estudio extendido en 140 participantes, reportando un promedio de 60 movimientos STS por día y 3 por hora.

La mayoría de los autores han dividido el STS en dos (Nuzik et al., 1986; Rodrigues-de-Paula Goulart y Valls-Solé, 1999), tres (Schenkman et al., 1990; Coghlin y McFadyen, 1994; Roebroeck et al., 1994) o cuatro (Kralj et al., 1990) fases diferentes basándose en datos cinemáticos y cinéticos.

Trece participantes femeninas asintomáticas (edad: 23 ± 3 años; peso: 56 ± 9 kg; altura: 163 ± 0,05 cm, IMC: 21 ± 3 kg/m2), libres de cualquier enfermedad neurológica o musculoesquelética participaron en este estudio. Sólo se incluyeron en este estudio participantes de sexo femenino para evitar cualquier variación de la movilidad de la columna cervical que pudiera estar relacionada con diferencias de género.

Articulación cigapofisaria

Las articulaciones se mantienen unidas y sujetas por bandas resistentes de tejido conjuntivo denominadas ligamentos. Los cartílagos lisos evitan la fricción cuando los huesos se mueven unos contra otros. En las articulaciones que se mueven libremente, toda la articulación se encuentra dentro de una membrana llena de líquido sinovial lubricante, que ayuda a proporcionar una amortiguación adicional contra los impactos.

Más Información
Tengo dificultad para mover dedos índice y medio de la mano izquierda al tocar la guitarra: ¿Cómo recupero la movilidad?

Los músculos están unidos a los huesos mediante unas bandas gruesas y resistentes de tejido conjuntivo denominadas tendones. En los lugares donde los tendones están cerca del hueso, unas pequeñas bolsas llamadas bursas se sitúan entre el tendón y el hueso para reducir la fricción. Las bursas están llenas de líquido sinovial. Enfermedades articulares

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web sólo tiene fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Apertura de la articulación facetaria

La región torácica es una de las secciones estables y comparativamente rígidas de la columna vertebral. Inicialmente, esto puede parecer más bien una desventaja. Sin embargo, al examinar más de cerca las funciones de la región torácica, queda claro que la rigidez es en realidad una ventaja.

Más Información
Mi forma de leer la espalda

La columna torácica, combinada con la caja torácica y el esternón, proporciona una caja ósea estable que protege el corazón, los pulmones y otros órganos importantes. Esta construcción estable, aunque elástica, puede absorber tensiones mecánicas grandes y pequeñas. El canal vertebral es muy estrecho, está casi completamente rodeado de huesos y alberga una gran parte de la médula espinal.

Además de mantener nuestra postura erguida, esta sección del cuerpo debe ser lo suficientemente estable como para absorber todos los impulsos que surgen en los brazos. Los músculos grandes, como el dorsal ancho y el pectoral mayor, y las superficies articulares escapulotorácicas transmiten grandes cargas de compresión y tracción. Sin esta estabilidad central seríamos incapaces de soportar el peso de los brazos, y mucho menos el de cargas mayores. Al mismo tiempo, el tracto lateral de los músculos erectores de la columna vertebral es muy fuerte en la región lumbar, pero pierde gradualmente su eficacia más arriba. Otros músculos fuertes, como los espinales, proporcionan la fuerza necesaria para la extensión torácica.