Calvé legg-perthes hund

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, a menudo denominada enfermedad de Perthes, es un problema que altera la articulación de la cadera y la forma en que crece el hueso en la parte superior del fémur. Suele afectar a una cadera, pero puede afectar a las dos.

Al cabo de unos meses, el cuerpo empieza a reconstruir el hueso. La parte reconstruida puede ser normal, aplanada o agrandada. Si la bola reconstruida no es normal, puede no encajar bien dentro de la cavidad de la cadera, causando problemas para moverla. Los cambios se producen lentamente. Suelen transcurrir entre 2 y 3 años desde el inicio de los síntomas hasta que el hueso termina de reconstruirse.

A los niños con enfermedad de Perthes se les repetirán las radiografías durante el tratamiento, que puede durar varios años. En las fases iniciales de la enfermedad, las alteraciones óseas no siempre aparecen en las radiografías. Por ello, el médico puede solicitar otra prueba, como una resonancia magnética.

La mayoría de los niños con enfermedad de Perthes se curan bien y no tienen problemas a largo plazo. El grado de recuperación depende de la extensión del hueso afectado. Los niños que sólo tienen afectada una pequeña parte del hueso tienden a curarse mejor. Además, los niños más pequeños suelen curarse mejor que los mayores.

Más Información
¿Cómo se realiza la cirugía del pectoral mayor?

Enfermedad de Legg-calve-perthes

En la enfermedad de Perthes, se interrumpe el riego sanguíneo a la cabeza del fémur. La cabeza femoral se “necrosa” o pierde el riego sanguíneo, lo que debilita el hueso y puede provocar múltiples fracturas. A continuación, el cuerpo absorbe o reabsorbe el hueso, lo que puede provocar el colapso completo de la cabeza femoral.

Con el tiempo, el riego sanguíneo regresa y el hueso vuelve a formarse o a osificarse. Sin embargo, el hueso puede volver a formarse con una forma diferente a la que tenía antes. Por este motivo, más adelante puede aparecer una enfermedad articular degenerativa (artrosis).

Existen varias teorías. Como ya se ha mencionado, se pierde el suministro de sangre a la cabeza femoral. Sin embargo, las causas no están claras. Podría deberse a traumatismos que dañan los vasos sanguíneos o a trastornos que hacen que la sangre se coagule y obstruya las venas.

Los estudios también han demostrado que los niños cuyos padres padecen la enfermedad tienen más probabilidades de padecerla. De hecho, entre el 2 y el 10 por ciento de los niños con enfermedad de Perthes tienen al menos un familiar con la enfermedad.

Ortobulillos de Perthes

La enfermedad de Legg Calvé Perthes (LCPD), también conocida como necrosis isquémica (avascular) de la cadera, es una afección caracterizada por una pérdida temporal del riego sanguíneo a la cabeza femoral (parte superior del fémur). La evolución típica de la LCPD es una necrosis isquémica inicial de la cabeza femoral (pérdida de riego sanguíneo), seguida de colapso y posterior remodelación (remodelación a la forma de esfera normal) [Figura 1A y B]. La enfermedad de Perthes se da con mayor frecuencia en varones de entre 4 y 8 años y la incidencia global es de aproximadamente 1 de cada 1.200 niños. Es bilateral (en ambas caderas) en aproximadamente el 10-15% de los casos, pero normalmente las caderas mostrarán diferentes estadios de afectación.

Más Información
Tos ferina

Los síntomas comunes incluyen cojera indolora, dolor leve o intermitente en la cadera, rodilla, ingle o muslo anterior, cojera dolorosa que empeora con la actividad, restricción leve del movimiento (en abducción y rotación interna) y posible debilidad o atrofia leve del cuádriceps/muslo. En función de los antecedentes del niño y de su edad, se suelen obtener radiografías de la pelvis que a menudo detectan los cambios en la cabeza femoral asociados a la enfermedad de Perthes. A veces los cambios son demasiado sutiles para observarlos en las radiografías, por lo que puede utilizarse una resonancia magnética (RM) para confirmar la necrosis avascular temprana o la enfermedad de Perthes.

Morbus perthes

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Más Información
Hipopresivos para mejorar el rendimiento físico en deportes de resistencia