Los efectos del estrés en el organismo

La agitación emocional en los adolescentes puede manifestarse como dolor abdominal, diarrea y otros síntomas gastrointestinales. También puede empeorar un trastorno gastrointestinal ya existente. Los nervios sensoriales del sistema gastrointestinal están conectados a los nervios sensoriales del cerebro.

¿Cómo se diagnostican los trastornos gastrointestinales? Empezamos nuestro examen haciendo preguntas a los pacientes adolescentes con trastornos gastrointestinales para descartar posibles diagnósticos. Por ejemplo, a un paciente joven con dolor abdominal podríamos hacerle preguntas como éstas:También tomaremos muestras de sangre y orina para comprobar si hay inflamación, anemia o infección urinaria. En función de los síntomas, es posible que solicitemos radiografías para echar un primer vistazo al tracto gastrointestinal.Un adolescente no suele necesitar una endoscopia o una colonoscopia a menos que presente síntomas de alarma, como sangre en las heces, vómitos con sangre (que pueden parecer posos de café) o una pérdida de peso inexplicable. Sin embargo, algunas familias deciden que la tranquilidad que pueden proporcionar estos exámenes merece la pena, sobre todo si el paciente tiene antecedentes familiares de enfermedades gastrointestinales.Una vez que sabemos si se trata de una afección funcional o física, las vías de tratamiento dependen de la afección. Adoptamos un enfoque de equipo para asegurarnos de que estamos tratando al paciente en su totalidad, no sólo los síntomas iniciales.

¿Cuáles son los 3 efectos del estrés crónico en el organismo?

Tensión y dolor muscular. Enfermedades cardíacas, infarto de miocardio, hipertensión arterial e ictus. Problemas de sueño. Aumento de peso.

¿Cuáles son las vías por las que el estrés afecta a la salud?

Estas vías incluyen: alteraciones en los procesos emocionales, incluida la regulación de las emociones, que pueden conducir a un aumento de la ansiedad, el miedo y la depresión; cambios en los comportamientos de salud, como la tendencia a una peor nutrición (por ejemplo, comer por estrés), el consumo excesivo de alcohol, tabaco y sustancias ilícitas, …

Más Información
Mi bebé no estira los brazos cuando está boca abajo ¿Cómo ayudarlo a gatear?

¿Cuáles son las 4 principales categorías de causas de estrés?

A grandes rasgos, los factores de estrés se dividen en cuatro tipos o categorías: estrés físico, estrés psicológico, estrés psicosocial y estrés psicoespiritual.

Qué es el estrés

El cuerpo está programado para reaccionar ante el estrés de forma que le proteja de las amenazas de depredadores y otros agresores. Tales amenazas son raras hoy en día, pero eso no significa que la vida esté libre de estrés.

Al contrario, es probable que te enfrentes cada día a muchas exigencias, como asumir una gran carga de trabajo, pagar las facturas y cuidar de tu familia. Su cuerpo trata estas supuestas molestias menores como amenazas. Como resultado, puede sentirse constantemente atacado. Pero puedes contraatacar. No tiene por qué dejar que el estrés controle su vida.

Cuando percibes una amenaza -por ejemplo, un perro grande que te ladra durante el paseo matutino-, el hipotálamo, una pequeña región situada en la base del cerebro, activa un sistema de alarma en tu cuerpo. Mediante una combinación de señales nerviosas y hormonales, este sistema incita a las glándulas suprarrenales, situadas encima de los riñones, a liberar una oleada de hormonas, como la adrenalina y el cortisol.

La adrenalina aumenta el ritmo cardíaco, eleva la tensión arterial y aumenta el suministro de energía. El cortisol, la principal hormona del estrés, aumenta los azúcares (glucosa) en el torrente sanguíneo, potencia el uso que hace el cerebro de la glucosa y aumenta la disponibilidad de sustancias que reparan los tejidos.

Más Información
Prevención de la tendinitis de hombro: supraespinoso o del manguito rotador

Estrés google scholar

Dado que el estrés se ha relacionado como un cofactor en el 95% o todos los procesos de enfermedad, una piedra angular de la salud holística, alternativa y la curación es aprender a manejar eficazmente el estrés. Este proceso de aprendizaje comienza con el reconocimiento o la identificación de cuatro tipos específicos de estrés que te afectan y cómo estos factores estresantes (es decir, lo que exige un cambio por tu parte) aparecen o se manifiestan como síntomas en tu vida.

Estrés psicosocial: dificultades en las relaciones/matrimoniales (pareja, hermanos, hijos, familia, jefe, compañeros de trabajo, empleador), falta de apoyo social, falta de recursos para una supervivencia adecuada, pérdida de empleo/inversiones/ahorros, pérdida de seres queridos, quiebra, ejecución hipotecaria y aislamiento.

Estrés psicoespiritual: Crisis de valores, sentido y propósito; esfuerzo sin alegría (en lugar de trabajo productivo, satisfactorio, significativo y satisfactorio); y desalineación con las creencias espirituales fundamentales.

El estrés prolongado puede suprimir la función inmunitaria y aumentar la susceptibilidad a las enfermedades infecciosas e inmunitarias y al cáncer. El estrés emocional también puede provocar desequilibrios hormonales (suprarrenales, hipofisarios, tiroideos, etc.) que interfieren aún más en el funcionamiento inmunitario saludable.

Síntomas de estrés crónico

Aunque no existe un alimento “mágico” para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, hay pruebas de que algunos alimentos son importantes para la salud del corazón. Entre ellos se incluyen: Cómo reducir el riesgo de cardiopatía con una alimentación sana Siga estos pasos para reducir el riesgo de cardiopatía: Dónde obtener ayuda

Más Información
El castigo de la espalda escolar: Pero ¿Pesa solo la mochila?

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web sólo tiene fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.