Disartria frente a afasia

En una persona con disartria, un trastorno nervioso, cerebral o muscular dificulta el uso o el control de los músculos de la boca, la lengua, la laringe o las cuerdas vocales.Los músculos pueden estar débiles o completamente paralizados. La disartria puede deberse a daños cerebrales provocados por:La disartria puede deberse a daños en los nervios que irrigan los músculos que le ayudan a hablar, o en los propios músculos provocados por:La disartria puede deberse a enfermedades que afectan a nervios y músculos (enfermedades neuromusculares):Otras causas pueden ser:

Dependiendo de su causa, la disartria puede desarrollarse lentamente o aparecer de repente.Las personas con disartria tienen problemas para emitir ciertos sonidos o palabras.Su habla es mal pronunciada (como arrastre de palabras), y el ritmo o la velocidad de su habla cambian. Otros síntomas son: la persona con disartria puede babear y tener problemas para masticar o tragar. Puede que le cueste mover los labios, la lengua o la mandíbula.

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico. Es posible que los familiares y amigos tengan que ayudar con la historia clínica y que se realice un procedimiento llamado laringoscopia. Durante este procedimiento, se coloca un laringoscopio flexible en la boca y la garganta para ver la laringe:

¿Cuál es la causa más frecuente de disartria?

La disartria puede estar causada por enfermedades que afectan a nervios y músculos (enfermedades neuromusculares): Parálisis cerebral. Distrofia muscular. Miastenia grave.

Más Información
Te?cnicas de masaje infantil para aprender a realizar en casa

¿Qué es el trastorno del habla disartria?

Disartria: dificultad para hablar causada por una lesión cerebral que impide controlar los músculos del habla.

¿Cuáles son los 6 tipos de disartria?

La clasificación de disartria de la Clínica Mayo (Duffy, 1995), ampliamente utilizada en Estados Unidos, incluye seis categorías: (1) flácida, (2) espástica y “neurona motora superior unilateral”, (3) atáxica, (4) hipocinética, (5) hipercinética y (6) disartria mixta.

Ataxia

La disartria es un trastorno motor del habla causado por daños en el sistema nervioso. El daño neurológico debilita o descoordina los músculos que se utilizan para hablar. Existen muchos tipos diferentes de disartria, que varían en función de la causa neurológica subyacente.

La logopedia ayudará a las personas con disartria creando un programa de tratamiento individualizado que variará en función del tipo de disartria y de la causa subyacente. El objetivo de la logopedia es potenciar al máximo la comunicación del paciente ayudándole a mejorar la inteligibilidad de su habla (que los demás le entiendan).

La disartria es un trastorno motor del habla causado por daños en el sistema nervioso. La disartria afecta a la capacidad de la persona para articular (hablar de forma clara y coherente) los sonidos del habla, lo que dificulta la producción del habla de forma eficaz. El daño neurológico que causa la disartria afecta a cualquiera de los músculos utilizados para hablar, provocando su parálisis, debilidad o falta de coordinación.

Más Información
Tengo pinzamiento isquiofemoral bilateral con infiltración grasa en cuadrado femoral ¿Qué puedo hacer para aliviar?

Definición de disartria

En una persona con disartria, un trastorno nervioso, cerebral o muscular dificulta el uso o el control de los músculos de la boca, la lengua, la laringe o las cuerdas vocales. La disartria puede deberse a daños cerebrales provocados por:La disartria puede deberse a daños en los nervios que irrigan los músculos que le ayudan a hablar, o en los propios músculos provocados por:La disartria puede deberse a enfermedades que afectan a nervios y músculos (enfermedades neuromusculares):Otras causas pueden ser:

Dependiendo de su causa, la disartria puede desarrollarse lentamente o aparecer de repente.Las personas con disartria tienen problemas para emitir ciertos sonidos o palabras.Su habla es mal pronunciada (como arrastre de palabras), y el ritmo o la velocidad de su habla cambian. Otros síntomas son: la persona con disartria puede babear y tener problemas para masticar o tragar. Puede que le cueste mover los labios, la lengua o la mandíbula.

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico. Es posible que los familiares y amigos tengan que ayudar con la historia clínica y que se realice un procedimiento llamado laringoscopia. Durante este procedimiento, se coloca un laringoscopio flexible en la boca y la garganta para ver la laringe:

Disfasia

Al igual que las afasias, las disartrias pueden analizarse en función de las localizaciones de las lesiones cerebrales asociadas a patrones específicos de alteración del habla. El análisis de la disartria a pie de cama es útil para la localización de lesiones neurológicas y el diagnóstico de trastornos neurológicos. Un examinador experimentado debería ser capaz de reconocer los principales tipos de disartria, en lugar de referirse a la “disartria” como un único trastorno.

Más Información
Cada órgano tiene su zona refleja: descubre cuales son

El examen del habla en la cabecera del paciente debe incluir la repetición de sílabas, palabras y frases. La repetición de sonidos consonánticos (como /p/, /p/, /p/) o el cambio de sonidos consonánticos (/p/, /t/, /k/) pueden ayudar a identificar qué consonantes causan problemas de forma sistemática. La repetición de palabras polisilábicas como “imposibilidad” o “catástrofe” 4 ó 5 veces puede provocar tanto los errores consistentes de la disartria como los errores inconsistentes de la apraxia del habla (véase más adelante).

La clasificación de disartria de la Clínica Mayo (Duffy, 1995), ampliamente utilizada en Estados Unidos, incluye seis categorías: (1) flácida, (2) espástica y “neurona motora superior unilateral”, (3) atáxica, (4) hipocinética, (5) hipercinética y (6) disartria mixta. Estos tipos de disartria se resumen en la Tabla 12B.1.