Necrosis de cadera

La artrosis es una enfermedad de larga duración que puede afectar a una o varias articulaciones del cuerpo y, con el tiempo, causar dolor, rigidez, disminución de la amplitud de movimiento de la articulación y debilidad de los músculos que la rodean. Se produce cuando el cartílago de la articulación se rompe y el espacio articular se estrecha. En algunas personas los síntomas son leves, mientras que en otras pueden ser graves. La artrosis puede afectar a personas de todas las edades, pero es más frecuente a partir de los 40 años.

El síntoma más común de la artrosis de cadera es el dolor en o alrededor de la articulación de la cadera y la zona inguinal. Además, otro síntoma es el dolor en la ingle o el muslo que se traslada a las nalgas o la rodilla. El dolor puede desarrollarse inicialmente de forma gradual y puede empeorar con el tiempo.

La reducción de la “suavidad” de una articulación durante el movimiento también puede ser un indicador de artrosis de cadera. Estos síntomas pueden incluir “bloqueo”, “adherencia” o “rechinamiento” (crepitación) en la articulación y pueden causar una reducción de la amplitud de movimiento de la cadera.

Directrices sobre la artrosis de cadera

La artrosis se produce cuando el cartílago de la superficie articular (también llamado cartílago hialino o cartílago articular) se desgasta y deja al descubierto el hueso que hay debajo. Normalmente, el cartílago sirve de “almohadilla” o cojinete en la articulación. En condiciones normales, el cartílago es más deslizante que un disco de hockey sobre hielo. Cuando el cojinete se desgasta, el resultado es una superficie articular rugosa que provoca el dolor y la rigidez que la gente asocia con la artrosis (véanse las figuras 1-4).

Más Información
Tengo dolor en la cervical: mareos y dolor de cabeza que se me expande hacia el hombro y el brazo ¿Qué puedo hacer?

La artrosis de cadera es una enfermedad grave. La artrosis es el más común de los más de 100 tipos de artritis y la articulación de la cadera es la segunda articulación grande del cuerpo más comúnmente afectada.

La artrosis es una enfermedad crónica que puede tardar meses o años en aparecer. Aunque no es “curable”, sí puede tratarse modificando la actividad, con medicamentos o inyecciones. Si esas intervenciones no funcionan, la cirugía de reemplazo de cadera a menudo aliviará el dolor asociado con la artritis de cadera.

Artrosis bilateral de cadera

La artrosis (OA) es una enfermedad que afecta a las articulaciones causando dolor y rigidez. La cadera es una de las articulaciones más afectadas. La artrosis se denomina a veces “enfermedad degenerativa de las articulaciones” o “desgaste”.

Las articulaciones normales se reparan constantemente debido a los cambios provocados por la edad. Sin embargo, en algunas personas, parece que este proceso de reparación se vuelve defectuoso y puede desarrollarse la artrosis. Es normal que aparezca cierto grado de artrosis a medida que envejecemos.

Más Información
Cambios degenerativos lumbares o cervicales: ¿Qué es?

La artritis no tiene cura, pero hay muchas cosas que puede hacer para controlar los síntomas y mantener un estilo de vida activo. Esto le ayudará a reducir el dolor y a mejorar sus funciones.

Es importante encontrar el equilibrio adecuado entre descanso y ejercicio. El ejercicio con moderación puede ayudar a reducir el dolor, mantener la función y posiblemente retrasar la necesidad de una prótesis de cadera. Haga clic AQUÍ para obtener información sobre la cirugía de prótesis de cadera

El objetivo es encontrar el equilibrio adecuado entre no hacer suficiente ejercicio (que puede provocar rigidez en la cadera) y hacer demasiado ejercicio (que podría agravar los síntomas). Es seguro continuar con los ejercicios de alto impacto si ya es capaz de hacerlos. Si tiene dificultades para soportar peso, puede probar con ejercicios de bajo impacto como la natación, el ciclismo, el senderismo y el aquaerobic.

Osteoartritis de cadera radiopaedia

Las actividades cotidianas pueden verse muy afectadas por los síntomas de la artritis de cadera, que pueden incluir limitación de la amplitud de movimiento, rigidez articular y dolor en la cadera, la ingle, la pierna o la espalda. A medida que los síntomas empeoran con el tiempo, la artritis de cadera puede afectar en gran medida a la movilidad y la calidad de vida.

El tipo más común de artritis de cadera es la artrosis. Las formas inflamatorias de artritis -como la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune, y la gota, una enfermedad metabólica- tienen síntomas similares pero son menos frecuentes.

Más Información
Estrés y Dolor miofascial

Bannuru RR et al. Directrices de la OARSI para el tratamiento no quirúrgico de la artrosis de rodilla, cadera y poliarticular. Osteoartritis cartílago. 2019 Jul 3. pii: S1063-4584(19)31116-1. doi: 10.1016/j.joca.2019.06.011.

No se conoce cura para la artrosis de cadera. Con un gran porcentaje de la población estadounidense envejeciendo, los profesionales de la salud continúan aumentando y refinando el conocimiento sobre la prevención, el diagnóstico y las opciones de tratamiento para la osteoartritis de cadera.

La cadera se encuentra donde la cabeza del fémur, o hueso del muslo, encaja en una cavidad redondeada de la pelvis, denominada acetábulo. Esta construcción esférica permite que la pierna se mueva hacia delante y hacia atrás y de lado a lado, así como que gire, apuntando los dedos de los pies hacia dentro y hacia fuera.