Resumen

El plasma rico en factores de crecimiento (plasma rico en plaquetas, PRP) es un producto natural derivado de la sangre del mismo paciente, por lo que tiene una biocompatibilidad completa, sin riesgo de reacciones alérgicas ni de transmisión de enfermedades.

El PRP aporta gran cantidad de factores de crecimiento que estimulan la regeneración de la piel. Esta bioestimulación basada en factores del propio cuerpo es la forma más natura para inducir la regeneración tisular

En la medicina estética, el PRP se utiliza en:

  • rejuvenecimiento de la cara (flaccidez,  arrugas)
  • alopecia
  • alteraciones atróficas de la piel (estrías, algunas cicatrices)
  • flaccidez corporal

Combínalo con otros tratamientos para aumentar el beneficio: hilos tensores, peelings, vitaminas, carboxiterapia,…

Se utiliza en enfermedades reumatológicas y traumatológicas para acelerar la reparación de lesiones óseas y de la superficie articular.

También se emplea en la odontología para facilitar la asimilación de implantes dentales, sobre todo donde hay pérdida ósea maxilar.

Descripción detallada

 

¿Qué es el Plasma Rico en Factores de Crecimiento?

Nuestra sangre está compuesta de un líquido, el plasma, que contiene los elementos celulares. El plasma es muy rico en proteínas que realizan multitud de funciones, pero lo que realmente estamos buscando en este caso son los factores de crecimiento contenidos en las plaquetas.

El PRP se deriva de la sangre; se realiza un centrifugado para separar los glóbulos rojos y blancos para dejar solamente el plasma y las plaquetas. De esta fracción de plasma se coge la parte con mayor número de plaquetas (el PRP). Por lo tanto, el PRP contiene una concentración mucho más alta de factores de crecimiento que la sangre normal y es capaz de estimular intensamente a los mecanismos de reparación y regeneración tisular.

Bioestimulación

Las plaquetas son fragmentos celulares que juegan un papel muy importante en la coagulación de la sangre y en la posterior regeneración de los tejidos dañados. Esta función reparadora depende en gran medida de los factores de crecimiento contenidos en las plaquetas. Estos factores de crecimiento estimulan a los fibroblastos para que produzcan colágeno y elastina, las fibras que sujetan a todos los tejidos, especialmente la piel. También estimulan la formación de nuevos vasos sanguíneos para conseguir un mayor aporte de oxígeno y nutrientes a la zona.

¿Cómo se obtiene el Plasma Rico en Factores de Crecimiento?

El PRP está formado del plasma y plaquetas del propio paciente (autóloga). Por eso podemos estar seguros de no provocar reacciones alérgicas ni transmitir enfermedades que se transmiten por la sangre.

El día del tratamiento, cuando usted acude a Clínica Estemédic, realizamos una extracción de sangre de unos 20-30 ml. Utilizamos el sistema cerrado, un sistema aprobado por el Ministerio de Sanidad, diseñado específicamente para reducir al mínimo el riesgo de contaminación de la muestra. Tras el centrifugado, podemos retirar el plasma con las plaquetas, sin los glóbulos rojos y blancos y de esta forma conseguimos una muestra con la más alta concentración de factores de crecimiento.

¿Para qué sirve el Plasma Rico en Factores de Crecimiento?

En medicina estética, el PRP se administra en forma de mesoterapia con anestesia tópica o con aplicación de frío local. Se utiliza en tratamientos de rejuvenecimiento de la piel, sobre todo del rostro, cuello y escote. Mejora la estructura y el aspecto de la piel.

Las arrugas finas son susceptibles al tratamiento con PRP. La inyección de este plasma debajo de una arruga hará que se rellene con tejido natural del cuerpo.

Otra indicación del PRP es para el tratamiento de ciertas formas de caída de pelo (alopecia), sobre todo en la alopecia androgenética y en mujeres postmenopáusicas. Se aplica el PRP en mesoterapia en el cuero cabelludo para estimular los folículos pilosos, en combinación con otros tratamientos, como la carboxiterapia y las vitaminas.

Aspectos Prácticos

Cuando se ha decidido realizar un tratamiento con PRP, sea solo PRP o en combinación con otros tratamientos (por ejemplo, en un pack de rejuvenecimiento), hay ciertos aspectos que se debe tomar en cuenta. En los días antes y después del tratamiento con PRP, la toma de medicamentos antiinflamatorios o de corticoesteroides reducirá el efecto beneficioso del PRP. Hable con nosotros si está en tratamiento con corticoesteroides ya que estos medicamentos no deben ser retirados de repente.

Se recomienda permanecer en ayunas durante unas 4-5 horas antes del tratamiento para evitar un nivel elevado de grasas en sangre.

Hay varios pasos en el tratamiento:

Extracción de la sangre y su centrifugado

Anestesia tópica (tarda unos 20-30 minutos en hacer efecto)

Realizar el tratamiento mesoterápico

Tras el tratamiento, la zona tratada estará algo enrojecida durante varias horas. No se recomienda aplicar maquillaje hasta el día siguiente. Debe evitar el sol sobre la zona tratada (usar protección solar de índice 50+).

En el rejuvenecimiento, son necesarias 2 ó 3 sesiones, que se administran a intervalos de 4 semanas. En los intervalos entre los tratamientos con PRP, se administra mesoterapia con vitaminas para favorecer el efecto beneficioso

Combinación con otros tratamientos

El PRP es un tratamiento idóneo para combinar con otros tratamientos de rejuvenecimiento ya que tiene muy pocas incompatibilidades.

El PRP favorece el efecto regenerador de los hilos tensores ya que, igual que los hilos, estimula la producción de colágeno, pero lo hace por otro mecanismo, así que sus efectos se suman.

La luz pulsada intensa y la radiofrecuencia también se utilizan en el rejuvenecimiento por su capacidad de estimulación de la formación de colágeno y puede combinarse con el PRP.

La mesoterapia con vitaminas y oligoelementos tiene gran sinergia con el PRP porque aporta los cofactores necesarios para la síntesis tisular.

El efecto del PRP se hace más evidente en combinación con peelings, que eliminan las capas superficiales envejecidas.

El PRP tiene un efecto positivo en combinación con la carboxiterapia para el tratamiento de la alopecia y de las estrías.

 

Incompatibilidades del tratamiento con PRP y contraindicaciones

No se puede realizar un tratamiento de PRP en las siguientes situaciones:

  • Embarazo o periodo de lactancia
  • Tratamiento con anticoagulantes o antiagregantes (p. ej. warfarina, sintrón, heparina, aspirina).
  • Enfermedades autoinmunes: lupus, esclerodermia, etc.
  • Lesiones cutáneas sospechosas en la zona de tratamiento
  • Neoplasias y/o tratamiento antitumoral
  • Infección activa