Dieta de Envejecimiento saludable en Estemedic.

 

INTRODUCCIÓN A LA NUTRICIÓN.

En el último siglo, pero especialmente en las últimas décadas, hemos vivido cambios tremendos en la oferta alimentaria, no solo en la variedad de productos disponibles en las tiendas sino también en los tipos de comida y bebida que se pueden obtener en los restaurantes. Las ofertas más publicitadas en los supermercados y las comidas más baratas en los restaurantes (típicamente los de “comida rápida”) suelen ser los que tienen efectos pésimos sobre nuestro estado de salud. Bollería llena de grasas trans (las grasas malas); en Estados Unidos ya están tomando medidas para eliminarlas de los productos alimenticios, niveles peligrosos de azúcar, y sal en cantidades abusivas, todo envuelto en paquetes que desvían nuestra atención de sus peligros. Con el bombardeo continuo de desinformación, ¿cómo podemos saber qué comer? Y si no sabemos qué comer, ¿cómo podemos esperar controlar el peso?

La grave lástima de esta situación es que muchos productos de fabricación industrial – fáciles y baratos de fabricar – causan estragos con nuestro organismo:

  • sobrecarga de azúcar
  • elevación de las grasas y colesterol en sangre
  • sobrepeso y obesidad

Y estas alteraciones nos ponen en riesgo de muchas enfermedades. Todos hemos oído del riesgo asociado de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, pero ya existen evidencias de otras enfermedades asociadas a la obesidad, como ciertos tipos de cáncer.

¿Qué es la situación actual?

Hay una verdadera epidemia de sobrepeso y obesidad en el mundo occidental y España no es ninguna excepción. Según la Encuesta Nacional de la Salud de 2011-2012 del Instituto Nacional de Estadística, el 37% de los adultos en España tienen sobrepeso y el 17% son obesos (en 1990, el 7,4% de los adultos eran obesos).

Ya se reconoce que el sobrepeso y la obesidad se deben, en la mayoría de los casos, a una dieta llena de azúcar y grasa y un estilo de vida sedentaria. Por fin, las autoridades están empezando a tomar esta situación en serio, pero sus esfuerzos son todavía pocos comparados con el alcance del problema.

¿Qué es lo que comemos?

Los macro nutrientes (proteínas, hidratos de carbono o azúcares, y grasas) nos proporcionan los elementos estructurales de nuestro cuerpo y la energía. Los micronutrientes (vitaminas, electrolitos, etc.) son sustancias esenciales que tenemos que obtener de la dieta y que participan en muchas funciones del organismo.

Los macronutrientes:

Proteína: Las proteínas son las moléculas estructurales y funcionales de nuestro cuerpo. Se utilizan para formar músculo y tendones, la piel, los huesos, etc. además de cumplir funciones en la transmisión de señales nerviosas, actuar como hormonas, llevar el oxígeno en la sangre, entre muchos otras. Las proteínas se forman de aminoácidos que obtenemos de la dieta. La carne y la soja son dos de las fuentes más ricas de proteínas de alta calidad, pero el mundo vegetal también nos puede proporcionar todo lo que necesitamos. Sin embargo, los vegetarianos tienen que asegurarse de tomar una amplia variedad de diferentes alimentos ya que, salvo la soja, no hay un único alimento vegetal que cubra todas nuestras necesidades de estas sustancias.

Azúcar: Gran parte de los azúcares que comemos son los que se han añadido a los alimentos de producción industrial para hacerlos más apetecibles. Estos azúcares suelen tener una absorción rápida del intestino, lo que lleva a una elevación rápida de los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. Esto es lo que se llama tener “un alto índice glucémico”. El efecto es quitarnos rápidamente el hambre…pero tan rápido se va, rápido se vuelve, y al poco rato ya tenemos ganas de comer otra vez.

Grasa: Todos hemos oído de los diferentes tipos de grasa: saturadas, insaturadas, mono/poliinsaturadas, trans, omega, colesterol, etc. Lo que hay que saber primero es que el cuerpo necesita grasa. No podemos sobrevivir con una dieta exenta de grasa. Es necesaria para la absorción de ciertas sustancias, como algunas vitaminas. También la grasa nos aísla del frío y nos protege de los golpes. Y, por supuesto, es una fuente de energía muy importante (9 Kcal por gramo de grasa). La lástima es que muchos de nosotros hemos perdido el control de la cantidad de grasa en el cuerpo.

Tipos de grasa:

La “saturación” de las grasas refiere a la presencia o ausencia de dobles enlaces entre los átomos de carbono en la molécula de grasa. La presencia de dobles enlaces hace que la grasa sea más blanda a temperatura ambiental, y puede ser líquida.

Saturadas: Las grasas saturadas no tienen dobles enlaces y son sólidas a temperatura ambiental. Se encuentran en la grasa de productos de origen animal: carne, embutido, leche, quesos. También están presentes en algunos aceites vegetales como coco y palma). La ingesta de grasas saturadas tiende a elevar los niveles de colesterol-LDL (colesterol malo) y es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

Insaturadas: Las grasas insaturadas tienen dobles enlaces. Puede ser solo 1 (monoinsaturadas) o más de 1 (poliinsaturadas). Las grasas monoinsaturadas están presentes sobre todo en los aceites vegetales (oliva, linaza, girasol, colza). Ayudan a bajar los niveles de colesterol y tienen una acción beneficiosa sobre los vasos sanguíneos y el sistema cardiovascular. Las grasas poliinsaturadas tienen 2 ó más doble enlaces. Se encuentran en productos de origen animal y vegetal. Hay dos grandes familias: omega 3 y omega 6. El humano requiere algo más de omega 6 que de omega 3, pero en la dieta occidental hay un exceso muy importante de omega 6 respecto a omega 3. Las grasas omega son importantes para mantener la flexibilidad de las membranas de las células. También tienen muchas funciones en el organismo en los sistemas inmune, cardiovascular y nervioso y en el control de los niveles de colesterol.

Las grasas omega 3 están presentes en sus más altas concentraciones en el pescado azul (anchoas, sardinas, salmón, atún, caballa,…) así como en aceites vegetales (soja, linaza, colza, etc.) y en semillas (chía, cáñamo, etc.). Las grasas omega 6 están presentes en muchos productos cárnicos y vegetales y recibimos más que suficiente en una dieta equilibrada.

Los micronutrientes:

Los micronutrientes incluyen las vitaminas (A, grupo B, C, D, E, K), los electrolitos (sodio, potasio, cloro), los minerales (calcio, magnesio) y los oligoelementos (cromo, selenio, cobre, cobalto, yodo, hierro, manganeso, vanadio, zinc). Como he dicho más arriba, estos elementos tienen funciones especiales dentro del cuerpo.

Una dieta equilibrada y que contiene suficiente proteína, hidratos de carbono y grasa suele proporcionar una cantidad suficiente de micronutrientes. Sin embargo, en situaciones especiales (enfermedad, estrés físico, dieta estricta, etc.), puede ser necesario aportar una cantidad adicional en forma de suplementos. Esto debe ser siempre controlado por tu médico.

CLÍNICA ESTEMÉDIC Y LA ALIMENTACIÓN

En Clínica Estemédic, entendemos los efectos que producen las dificultades de la vida moderna en la alimentación diaria. La comida rápida o precocinada, los cambios en la tecnología de producción de los alimentos, etc. Todo afecta no sólo a la calidad de lo que comemos sino también a la forma de comer. Dietas desequilibradas, insuficiente tiempo para dedicar a las comidas, toxinas (alcohol, tabaco, exceso de azúcar,…); parece que todo juega en contra. Estas situaciones predisponen al sobrepeso y a enfermedades crónicas. Y todavía no hemos ni mencionado el ejercicio – o más bien la falta de ejercicio – en la vida moderna.

En Clínica Estemédic podemos ayudarte a tomar control de tu dieta y aconsejarte sobre las maneras de asegurar que tu cuerpo reciba lo que necesita, cuando lo necesita, y en la cantidad que necesita. No queremos cambiar quien eres sino ayudarte a vivir mejor tu propia vida.

SOBREPESO Y OBESIDAD

– Manejo médico-nutricional del peso corporal
– Dieta de aporte proteico
– Dietas hipocalóricas personalizadas

CONTORNO CORPORAL

– Uso de las dietas de aporte proteico en el contorno corporal

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

– Ajustes de la dieta según edad, estado físico
– Micronutrición
– Crononutrición y ritmonutrición

 

ENVEJECIMIENTO SALUDABLE
envejecmiento-saludable-estemedic

No es posible parar el paso de los años. Pero sí podemos amortiguar sus efectos en cierta medida, controlando la dieta para reducir las posibilidades de enfermedades crónicas como la osteoporosis, la enfermedad coronaria, etc.

 

En Clínica Estemédic podemos ayudarte a tomar control de tu dieta y aconsejarte sobre las maneras de asegurar que tu cuerpo reciba lo que necesita, cuando lo necesita, y en la cantidad que necesita. No queremos cambiar quien eres sino ayudarte a vivir mejor tu propia vida.

En Clínica Estemédic, entendemos los efectos que producen las dificultades de la vida moderna en la alimentación diaria. La comida rápida o precocinada, los cambios en la tecnología de producción de los alimentos, etc. Todo afecta no sólo a la calidad de lo que comemos sino también a la forma de comer. Dietas desequilibradas, insuficiente tiempo para dedicar a las comidas, toxinas (alcohol, tabaco, exceso de azúcar,…); parece que todo juega en contra. Estas situaciones predisponen al sobrepeso y a enfermedades crónicas. Y todavía no hemos ni mencionado el ejercicio – o más bien la falta de ejercicio – en la vida moderna.

CUIDAMOS DE TI

Clínica Estemedic se encuentra dentro de la Policlínica Soma Salud, donde además de la Medicina Estética encontrarás Dentista, Fisioterapia, Acupuntura, Psicología y Logopedia. Todos los que trabajamos en el centro formamos un equipo y nos esforzamos para facilitarte el mejor tratamiento en todas las especialidades en que trabajamos.

 

Dr. Bazire está orgulloso de formar parte de una empresa inovadora con gran dedicación al bienestar de sus usuarios.

LOS MEJORES TRATAMIENTOS
DE MANO DE LOS MEJORES ESPECIALISTAS

Disponemos de dispositivos terapéuticos de uso médico por tener prestaciones diferentes de los que se permiten usar en centros no médicos.