Solución a la Celulitis

 

¿Qué es la celulitis?

La celulitis o paniculopatía edemato-fibro-esclerótica (PEFE) es una alteración del tejido adiposo en ciertas zonas del cuerpo, formando nódulos. Es raro encontrarlo en los hombres, pero hasta el 95% de las mujeres mayores de 20 años presentan algún grado de celulitis, sugiriendo un componente hormonal importante en su desarrollo.

La celulitis no es un defecto relacionado con la obesidad; puede aparecer en mujeres con peso normal y hasta en mujeres que tienen el resto del cuerpo delgado. La alteración principal en la celulitis se encuentra en la circulación, que produce una falta de oxígeno que altera todo el microambiente de la zona (acidosis, acumulación de productos de desecho de metabolismo, inflamación con acumulación de hierro) inhibiendo el metabolismo normal de los adipocitos. Los tratamientos van dirigidos a corregir estos cambios.

 

Grados de la celulitis

I: Edematosa

La piel tiene un aspecto liso y sin flaccidez tanto en posición de pie como tumbada y al pellizcar la piel no aparece piel de naranja. En el tejido subcutáneo hay edema debido a un enlentecimiento de la circulación venosa y linfática, provocando una alteración del metabolismo celular.

II: Edemato-fibrosa

La piel sigue lisa y uniforme, pero aparece piel de naranja al pellizcarla, sobre todo en la cara lateral del muslo y debajo de la nalga. Hay cambios en los tejidos que sostienen las células grasas (adipocitos), con menor elasticidad. La alteración del metabolismo celular empeora, provocando mayor acumulación de lípidos en los adipocitos.

III: Edematosa-fibroesclerosa

La piel de naranja se hace visible al estar de pie, con nódulos visibles sin necesidad de pellizcar la piel. Hay degeneración del colágeno, con regeneración desordenada, dando lugar a micronódulos y obstrucción linfática, con edema. La piel está pálida y fría por la mala circulación. Hay sensación de pesadez y molestias.

IV: Esclerótica

La piel de naranja está visible tanto al estar acostada como de pie, con bultos y hoyuelos llamativos. Los micromódulos del tejido graso subcutáneo se hacen más grandes (macronódulos), comprimiendo todavía más los vasos sanguíneos y linfáticos, provocando más edema e hipoxia y otros signos de insuficiencia venosa.

La celulitis también se clasifica según su consistencia:

Compacta: más común en mujeres jóvenes con buen tono muscular.

Edematosa: Relativamente blanda y frecuentemente asociada con varices y otros signos de mala circulación. Hay piel de naranja al pellizcar. Puede ser dolorosa al apretarlo.

Fláccida: Flaccidez cutánea, piel de naranja, varices y estrías. Más común en personas sedentarias, especialmente en las que anteriormente fueron activas.

Tratamiento de la celulitis

Desgraciadamente, muchas personas con celulitis buscan ayuda únicamente cuando la celulitis ya está en grados III ó IV. Como se puede imaginar, en estas fases avanzadas el tratamiento es más complejo y largo y puede ser más difícil alcanzar la mejoría buscada.

Sin embargo, hoy existen nuevos tratamientos que pueden conseguir resultados buenos aun en la celulitis avanzada, sobre todo cuando se utilizan en terapias combinadas, actuando sobre las diferentes alteraciones implicadas en la celulitis: corrección del microambiente extracelular, mejora de la circulación sanguínea y linfática, acción sobre la fibrosis, movilización de los lípidos y tratamiento drenante. Intentos de corrección de  un solo  aspecto no tendrán éxito si no se corrigen otras alteraciones.

En Clínica Estemédic proponemos una terapia personalizada según las alteraciones que se observen.

DIETA Y MICRONUTRICIÓN

La dieta facilita la disminución de la carga lipídica de las zonas de celulitis mientras la micronutrición con grasas omega y probióticos, entre otros, favorece el metabolismo de grasas; los venotónicos naturales y drenantes mejoran la función venosa y la eliminación de líquidos intersticiales edematosos.

CARBOXITERAPIA

La carboxiterapia mejora la circulación sanguínea y moviliza las grasas.

El número de sesiones como terapia única varía entre 10 y 20, dependiendo del grado de la celulitis, el estado de la piel y la respuesta individual. Cuando se emplea en combinación con otras terapias, el número de sesiones suele ser de 5 a 10.

 

ALIDYA

Alidya – Una de las estrellas más novedosas del tratamiento de la celulitis. Corrige el microambiente extracelular, permitiendo que las células vuelvan a normalizar su función. Actúa en sinergia con los otros tratamientos.

Alidya se administra en mesoterapia profunda, necesitando de 5 a 7 sesiones a intervalos de 1-2 semanas. Los resultados empiezan a verse a partir de la 3ª a 5ª sesión.

 

PRESOTERAPIA

La presoterapia produce una acción de bombeo que elimina líquidos de los tejidos y limpia el sistema linfático para facilitar el drenaje del edema.

MESOTERAPIA CON SUSTANCIAS ACTIVAS

Mesoterapia con extractos de plantas y sustancias que mejoran la circulación y movilizan las grasas.


RADIOFRECUENCIA

La radiofrecuencia tiene una acción lipolítica (movilización de la grasa). Además, su acción sobre el colágeno favorece la reestructuración del tejido adiposo y retensa la piel fláccida.