La carboxiterapia es un excelente método de tratar alteraciones difusas de la piel y tejido subcutáneo, tales como la celulitis o grasa localizada, las estrías, prevención de la caída de cabello, o el rejuvenecimiento facial (flaccidez de la piel, arrugas).

La técnica emplea un sistema que permite inyectar el gas anhídrido carbónico (CO2) debajo de la piel (en mesoterapia). El efecto producido es una vasodilatación, con la consiguiente mejoría en el flujo sanguíneo en la zona tratada y el aumento en el aporte de oxígeno y nutrientes. Además, la carboxiterapia tiene un efecto lipolítico, que significa que estimula la degradación de los triglicéridos en moléculas más pequeñas que pueden ser metabolizadas en la producción de energía en los tejidos.

La inyección del gas puede ser molesta. Estas molestias dependen sobre todo de la velocidad de inyección, que provoca una rápida distensión de los tejidos, y de la temperatura del gas, que produce inflamación por frío. A diferencia de los sistemas antiguos o más económicos, en Clínica Estemédic disponemos de un aparato de última generación con control de flujo y calentador del gas para poder minimizar las molestias, especialmente en zonas de tejidos más densos y con poca distensibilidad, como el cuero cabelludo.


Indicaciones estéticas:

Rostro y cuero cabelludo:

Rejuvenecimiento facial: La carboxiterapia induce una mejoría en la microcirculación y estimula la síntesis de nuevo colágeno y elastina. Esto produce una mejor oxigenación de la piel y la vuelve más tersa y elástica, reduciendo asimismo las arrugas finas peribucales y las patas de gallo.

Ojeras oscuras: Las ojeras oscuras azuladas se deben a un enlentecimiento en la circulación sanguínea en la zona del párpado inferior. La acción vasodilatadora de la carboxiterapia normaliza la microcirculación y así elimina el color oscuro.

Alopecia: La pérdida de pelo afecta a hombres y a mujeres; no es solo un problema físico sino psicológico, ya que afecta de forma importante a la autoestima. En ciertos tipos de alopecia, la carboxiterapia previene la caída del pelo por el aumento en el riego sanguíneo del cuero cabelludo (similar al efecto del minoxidil). A diferencia de los medicamentos contra la caída del pelo, la carboxiterapia tiene la ventaja de ser inocuo. Se puede combinar con la mesoterapia con vitaminas, péptidos/aminoácidos y factores de crecimiento (plasma rico en plaquetas).

Reducción de papada: La papada se debe a la acumulación de grasa (es una forma de adiposidad localizada). El efecto lipolítico de la carboxiterapia ayuda en la eliminación de la papada y en alcanzar una mayor definición del óvalo de la cara.

 

Corporales:

Celulitis: La carboxiterapia ayuda a normalizar el estado alterado del tejido adiposo que produce la celulitis (fibrosis excesiva y anormal). La reducción de la fibrosis y la normalización del riego sanguíneo reactivan la función metabólica de los adipocitos y así llevan a la liberación de la grasa de las células en las zonas tratadas. Todo esto debe ir asociado con una terapia dietética adecuada para evitar una mayor acumulación de grasa. Se puede combinar con otras terapias contra la celulitis, como la mesoterapia con productos específicos y la presoterapia.

Adiposidades localizadas: Estas son acumulaciones de grasa que persisten tras una lipoaspiración o una pérdida de peso. Se ven típicamente debajo del ombligo y del glúteo, en los flancos y en la cara interna de las rodillas. La carboxiterapia se emplea para movilizar la grasa localizada; para mayor eficacia, se puede combinar con intralipoterapia con AqualyxÒ.

Estrías: Las estrías se deben a una fibrosis cutánea en zonas donde la piel ha sufrido un sobre-estiramiento, como puede ocurrir en el abdomen durante el embarazo. Actúan factores hormonales, haciendo que las estrías sean mucho más frecuentes en las mujeres. La carboxiterapia produce una neovascularización de las estrías, permitiendo la regeneración de la piel. Se combina con otras terapias como la dermabrasión, la micropunción y la mesoterapia.

 

 Indicaciones médicas:

La carboxiterapia se emplea en la medicina patológica en enfermedades asociadas con alteraciones de la circulación:

Enfermedad arterial periférica

Insuficiencia venosa

Úlceras venosas y varicosas

Pie diabético

Psoriasis

 

Contraindicaciones de la carboxiterapia

Como todo tratamiento, la carboxiterapia tiene sus contraindicaciones:

Embarazo y lactancia

Enfermedad renal o hepática grave

Insuficiencia cardiaca o respiratoria

Flebitis o trombosis venosa

Anemia severa

Hipertensión severa

Epilepsia

Gangrena

Cáncer activo

Medicamentos: Acetazolamida y diclofenamida (tratamientos para el glaucoma)